Con la finalidad de garantizar los ahorros de los clientes que acuden a las instituciones financieras autorizadas en México, existe un seguro de depósitos que cubre a una persona en caso de que alguna entidad quiebre o se liquide; sin embargo, los montos de los fondos que administran estos seguros varían de acuerdo con el sector al que están destinados, lo que para algunos especialistas presenta desventajas competitivas para las organizaciones de ahorro y crédito popular.

Prueba de esta superioridad se demuestra con los recursos con los que cuenta el fondo que administra el Instituto para la Protección del Ahorro Bancario (IPAB), ya que éste a octubre pasado ascendía a 19,424 millones de pesos y protege a cada ahorrador hasta por un monto de 2 millones 89,575 pesos.

Esto es una diferencia superior al monto que se encuentra en el Fondo de Protección de Sociedades Financieras Populares y de Protección a sus Ahorradores (Prosofipo), que asciende en la actualidad a 275 millones de pesos y que protege a cada cliente de las 44 entidades del sector autorizadas hasta por 25,000 Udis (130,000 pesos aproximadamente).

Además, el monto que se encuentra en el IPAB también supera a los recursos destinados para la protección de los ahorradores de sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps), ya que según información del fondo de protección del sector (Focoop) hasta septiembre pasado, éste contaba con 753 millones 970,286 pesos y ofrece una protección a cada ahorrador de las 141 instituciones del sector autorizadas igual a la de las sofipos.

Para la Comisión Federal de Competencia (Cofece), esta superioridad que se presenta en el monto del IPAB así como en su cobertura representa una desventaja para las entidades del sector de ahorro y crédito popular y cooperativo, así como para las uniones de crédito, ya que limita la capacidad de las instituciones populares para competir dentro del sistema financiero.

Se observa que el nivel de protección del seguro de depósitos es distinto entre las diversas instituciones financieras (...) las sofipos o socaps cuentan con un esquema limitado (si se les compara con el sector bancario) , explicó la Cofece en el análisis que elaboró sobre la competencia en el sistema financiero mexicano.

Para Armando Sánchez Porras, presidente de la Asociación Mexicana de Sofipos (Amsofipo), esta desventaja en los montos de los fondos de estas entidades, así como en su cobertura, significa que se cataloga a los ahorradores como de primera categoría si su relación es con un banco y de segunda si se tiene con una sofipo o socap.

Es por eso explicó que la propuesta de incrementar los montos de protección de las sofipos se tocó durante la discusión de la reforma financiera; sin embargo, no fue tomada en cuenta por las autoridades.

El promedio de captación por ahorrador en entidades como sofipos es de 6,000 a 7,000 pesos y en socaps es de 13,900 pesos, cifras menores a las observadas en instituciones de la banca múltiple.

Respecto de esto, de acuerdo con la Confederación de Cooperativas de Ahorro y Préstamo de México (Concamex), la protección de 25,000 Udis (130,000 pesos) que se da a cada ahorrador dentro de las socaps protege a 90% de los socios.

Aunque por lo regular los montos promedio de captación por cliente en los bancos son superiores a los que se tienen en socaps y sofipos, existen instituciones populares que, debido a los altos rendimientos que ofrecen, los montos rebasan a los que se tienen en las entidades bancarias.

La cicatriz de Ficrea

Prueba de ello es Ficrea, institución intervenida gerencialmente por presunto lavado de dinero y en la que se pueden encontrar casos con clientes que tenían recursos hasta por 30 millones de pesos, monto superior a los 130,000 pesos que ofrece el seguro de depósitos de las sofipos.

En su estudio, la Cofece recomienda que se incrementen los mecanismos para que el público en general conozca los beneficios de contar con un seguro para sus depósitos y de esta manera posicionar al sistema financiero como una opción sobre las maneras de ahorro informal, ya que a nivel nacional el porcentaje de usuarios que sabe que sus ahorros están protegidos por un seguro de esta índole, es sólo de 39 por ciento.

Debe considerarse que a nivel nacional el porcentaje de usuarios de cuentas de ahorro que sabe que sus ahorros están protegidos con un seguro de depósitos ante la quiebra o insolvencia de los bancos es sólo de 39%, por lo que se deben buscar nuevos mecanismos para que el público en general conozca los beneficios de contar con este seguro , explicó la Cofece.