A medida que crecen las transacciones en comercio electrónico, pueden ser más relevantes los ciberataques, consideró Jorge Arbesu, vicepresidente de Producto en el área de Ciber e Inteligencia de MasterCard.

En un encuentro con medios, destacó que el mayor punto de vulnerabilidad para los ciberataques está en la falta de educación financiera de los usuarios, pues los delincuentes aprovechan fallas, como el que se abran correos de destinatarios desconocidos y no poner atención en sus contraseñas, entre otros.

No obstante, señaló que desde MasterCard no se quiere dejar toda la responsabilidad a los usuarios, por lo que desde esta empresa, líder de pagos a nivel global, se trabaja en una mayor seguridad y confiabilidad de las transacciones.

Expuso que en la región de América Latina, desde el 2016, el e-commerce creció de 126 millones de personas a 156 millones, y que los pagos en línea serán 55% hacia el 2021. En este escenario, dijo, México tendrá un peso importante por el número de transacciones que se realizan por la vía digital.

Detalló que esta tendencia hacia más transacciones digitales sobre pagos presenciales con tarjeta obedece a que la generación Millennial, que en unos años generará el mayor gasto y consumo, se conforma por nativos digitales que optan más por  compras en línea.

Jorge Arbesu aseguró que a medida que el e-commerce crece, los delincuentes corren a tácticas más sofisticadas para infiltrarse.

Señaló que los principales retos en este tema son: la autenticación para saber que quién está haciendo las transacciones es en realidad el cliente; e implementar una mayor tokenización en las transacciones, con elementos más dinámicos, entre otras medidas que incluyan inteligencia artificial para conocer el comportamiento de los usuarios.

Consideró que, además de una mayor educación, también debe haber un estándar a nivel industria como lo hay hoy con las tarjetas en cuanto al chip se refiere.

Mencionó que en MasterCard, por ejemplo, se ofrece seguridad en las operaciones a través de inteligencia artificial, que brinda más precisión en las aprobaciones de pago.

En cuanto a los usuarios, el directivo de MasterCard realizó algunas recomendaciones como: no dar el número de tarjeta a personas de las que no se tiene seguridad de quiénes son y no abrir correos electrónicos no solicitados.

Recordó que los bancos no solicitan información confidencial sobre las tarjetas, además de que exhortó a los usuarios a cambiar las contraseñas de forma periódica y que no sea la misma  en todas las cuentas; así como tratar de que éstas sean fáciles de recordar, pero que al mismo tiempo combinen diferentes números, letras y símbolos.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros ha alertado sobre el incremento en el número de fraudes, como por robo de identidad. También en los últimos meses se han registrado casos de hackeo en los sistemas de algunos bancos, pero también en otros intermediarios financieros como una aseguradora y una fintech relacionada con activos virtuales más recientemente.

Las propias autoridades y el sector bancario han alertado que los ciberataques son un problema que llegó para quedarse, por lo que se debe actuar de forma coordinada, oportuna, además de realizar inversiones importantes en materia de ciberseguridad.