En los directores de finanzas de las empresas y de las instituciones recae la responsabilidad de la gestión especial, “por ejemplo, cuando tuvimos el sismo del 19 de septiembre del 2017, se convocó a un Comité de Crisis, y soy responsable de ese comité que ya se está preparando para el Covid-19 y sus repercusiones en los mercados financieros y en la operación misma. Lo fundamental es que fluya la información, se le de seguimiento y se informe a las autoridades. Eso te implica estar disponible en todo momento y lugar. El hecho de que mantengamos un diálogo con colegas en otros países, con otros husos horarios, hace que tengas que estar disponible desde muy temprano. Es un trabajo intenso”, dijo Didier Mena Campos, chief financial officer (CFO) de Banco Santander México.

Leer en Revista IMEF