Los intentos de robo de combustible a través de tomas clandestinas en la Ciudad de México se han incrementado con el paso de los años.

Si bien la capital no registra un alto número de tomas ilegales a los ductos de Pemex en comparación con otros estados del país, como Hidalgo, la frecuencia con la que son “picados” dichos ductos se ha incrementado de manera importante.

Entre el 2013 y hasta julio pasado, la petrolera nacional había identificado un total de 220 tomas clandestinas en la capital.

Las tomas se reparten en sólo cinco de las 16 alcaldías con las que cuenta la capital: Gustavo A. Madero, Tlalpan, Azcapotzalco, Miguel Hidalgo y Álvaro Obregón, según información proporcionada por Petróleos Mexicanos a El Economista vía transparencia.

Entre estas alcaldías destaca Tlalpan, en donde se han encontrado, en el mismo periodo indicado, 184 tomas, es decir, 83.6 % del total de las tomas totales identificadas.

En tanto que en Gustavo A. Madero se han identificado 12 tomas ilegales a los ductos de la petrolera; en Azcapotzalco se han localizado 20, en Miguel Hidalgo una y en Álvaro Obregón tres, durante el periodo ya mencionado.

No obstante, hay reportes de que el huachicol, como también se le conoce al robo de hidrocarburo, se práctica en otras localidades de la capital.

De hecho, este lunes 26 de agosto, inicio del ciclo escolar 2019-2020, se tuvo que suspender el ingreso a clases en cuatro escuelas ubicadas en la alcaldía de Iztacalco, debido a que se encontraron tomas clandestinas para robo de combustible en las inmediaciones, según han informado las autoridades capitalinas.

De acuerdo con un comunicado del Gobierno de la Ciudad de México, el inicio de las clases en las cuatro escuelas se pospuso hasta mañana, miércoles, tras llegar a un acuerdo en asamblea de vecinos de la colonia Granjas México de Iztacalco.

“Durante la asamblea también se informó que hasta el momento se han desalojado 10 casas ubicadas en las calles Añil, Goma y Azafrán; y se ha realizado la evacuación de 98 personas”, precisó el gobierno capitalino.

Según los registros de Pemex, entre el 2012 y hasta el pasado julio, se habían presentado un total de 315 denuncias por robo de combustible a través de tomas clandestinas en CDMX.

[email protected]