El 2017 ha significado un problema de feminización de la delincuencia electoral, a partir de que son mujeres de escasos recursos las instigadas por ciertos operadores políticos para condicionar los programas sociales, denunció el titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), Santiago Nieto Castillo.

En el seminario-taller Ruta al 2018: paridad de género y metodología de bloques , organizado por el Senado, el fiscal reconoció que desde el 2015 se presentó un problema de violencia política en contra de las mujeres, que no podemos soslayar ni minimizar .

Ello, puntualizó, implica la aprobación de las normas que sobre el tema se encuentran pendientes en la Cámara de Diputados y la tipificación del tipo penal de violencia política en contra de las mujeres.

De cara al proceso electoral del 2018, Nieto señaló la necesidad de una mejora cualitativa de la paridad y avanzar en el ejercicio del poder, pues no basta que existan candidaturas de forma paritaria si las mujeres están siendo postuladas para encabezar ayuntamientos en las fórmulas en los municipios de menor trascendencia social .

Asimismo, dijo, se requiere empujar la procuración de justicia con perspectiva de género. Hemos encontrado de forma preocupante que (el) 2017 significó el incremento de la denuncia en contra de mujeres vocales o beneficiarias de programas sociales .

La presidenta del Tribunal Electoral Federal, Janine Madeline Otálora Malassis, destacó que frente a la elección del 2018, los partidos deberían estar unidos para lograr que triunfe la paridad de género.