Los cadáveres de seis personas fueron hallados el martes pendidos de un puente y de un árbol en una región del centro de México asolada en los últimos meses por la violencia criminal y donde la semana pasada fueron encontrados otros nueve cuerpos sin vida en condiciones similares, informaron autoridades.

La Secretaría de Seguridad Pública del estado de Zacatecas, lugar del crimen, dijo en un comunicado que además de las tres víctimas colgadas del paso peatonal elevado y las otras tres suspendidas de un árbol, otras dos personas aparecieron muertas más tarde en un predio ubicado en otra comunidad.

Una fuente del gobierno estatal dijo a Reuters que la incesante violencia es producto de disputas entre dos grupos criminales que luchan por el control del tráfico de droga en la zona.

La semana pasada, otros nueve cadáveres fueron descubiertos colgando de un puente en Zacatecas, un punto rojo para las fuerzas de seguridad del país, que siguen sin poder contener los homicidios dolosos pese a las promesas del presidente Andrés Manuel López Obrador de resolver el problema. 

De enero a octubre, 948 personas murieron de forma violenta en ese estado, según datos oficiales, unas 342 más que las registradas en el mismo período de 2020.