Ocho víctimas del cura pedófilo más notorio de la Iglesia católica reclamaron el jueves a la orden religiosa Legionarios de Cristo una compensación por los abusos sexuales que padecieron y los daños psicológicos que dicen haber sufrido como resultado de la larga campaña de la orden para desacreditarlos.

Los hombres enviaron una carta a la reciente reunión de los jerarcas de los Legionarios para reclamar el reconocimiento público de su estatus como víctimas del reverendo Marcial Maciel y la orden.

La carta, obtenida por The Associated Press, es emblemática de la compensación que reclaman por los daños sufridos a manos de la jerarquía eclesiástica tras denunciar los abusos. El papa Francisco reconoció recientemente haber cometido “errores graves” y pidió perdón a las víctimas en Chile.

Los Legionarios no respondieron de inmediato a los pedidos de declaraciones.