La Procuraduría General de la República (PGR) informó a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión que en la investigación en contra del candidato de Por México al Frente (PAN-PRD-MC), Ricardo Anaya Cortés, y Manuel Barreiro Castañeda, por presunto lavado de dinero, existen 15 personas imputadas.

De acuerdo con el documento, a la fecha se han realizado 13 inspecciones ministeriales y se han asegurado 398 cuentas de 18 personas, aunque el requerimiento se extendió a 42.

“Respecto al estado de la investigación, en primer lugar, debe mencionarse que la Carpeta de Investigación se encuentra en la etapa de investigación inicial y que de los diversos imputados, al día de la fecha, cuatro cuentan con una suspensión decretada por un juez de amparo, en la que se prohíbe a esta Fiscalía de la Federación ejercer acción penal en contra de ellos”, detalló.

Esto es, explicó la institución, solicitar orden de aprehensión, orden de comparecencia, o bien, citatorio para que se celebre ante un juez de control la audiencia inicial.

El informe no precisó si entre los imputados se encuentra el candidato presidencial y, apegándose al Código Nacional de Procedimientos Penales y la Ley Federal de Transparencia, justificó la reserva de “registros, actos y técnicas de investigación”.

“Por lo que se estima que el hecho de realizar algún pronunciamiento al respecto, por regla general, implicaría quebrantar la reserva y confidencialidad de las actuaciones de investigación”, expuso.

Esto, agregó, en adición a que tal proceder podría causar un prejuicio de las personas investigadas, en detrimento del derecho a la presunción de inocencia, en su vertiente de trato procesal e, incluso, podría llegar a tener influencia en el actual proceso electoral, en contravención a los principios de equidad en la contienda.

En tanto, bajo el argumento de que el Poder Legislativo no es juez ni Ministerio Público, la Comisión Permanente acordó no discutir el estatus de esta investigación.

El presidente de la Comisión, Enrique Jackson, comentó que se acordó con las bancadas que este caso no ameritaba ser tema de discusión del Congreso. (Con información de Notimex)