El presidente Enrique Peña Nieto afirmó que la mejor forma que tienen los mexicanos de manifestar su rechazo a la violencia que se registra en el país es acudir a votar el próximo domingo para renovar la Presidencia de la República, entre otros cargos.

“Vayamos todos a las urnas con orgullo, alegría y confianza en nuestro futuro. Recordemos que cada voto cuenta. Hagamos del próximo 1 de julio una verdadera fiesta de la democracia”.

En un mensaje a la nación que el gobierno federal transmitió a través de redes sociales, el titular del Ejecutivo federal explicó que, concluidas las campañas electorales, a partir de hoy inicia un periodo de tres días en el que los ciudadanos podrán reflexionar sobre las propuestas planteadas por los candidatos.

“Tendremos la oportunidad de platicar con nuestros familiares y amigos sobre los distintos proyectos y tomar una decisión sobre quiénes serán nuestros gobernantes durante los próximos años”.

Desde su perspectiva, la fortaleza de las instituciones electorales construidas a lo largo de décadas permite anticipar una jornada electoral ordenada y participativa.

“Éste será el proceso electoral más grande de nuestra historia: más de 18,000 cargos estarán en disputa, incluyendo el de presidente de la República, gobernadores, legisladores locales y federales, y ayuntamientos”.

El periodo de campañas, dijo, se caracterizó por un intenso debate político, una amplia participación de la sociedad y una indiscutible libertad de expresión.

“Todos éstos son signos positivos de la evolución democrática de México. Lamentablemente, también se registraron hechos violentos en distintas localidades. La mejor forma de manifestar nuestro rechazo a este tipo de actos es acudiendo a votar”, expresó el Ejecutivo.

rramos@eleconomista.com.mx