El presidente Andrés Manuel López Obrador informó esta mañana, en su conferencia de prensa en Palacio Nacional, que a finales de esta semana anunciará medidas extraordinarias para Petróleos Mexicanos (Pemex). Argumentó que Pemex es de las empresas que más carga fiscal tienen, por lo que anunció que se apoyará a la empresa productiva del Estado para que pueda recuperar la producción petrolera.

López Obrador afirmó que el gobierno sí tiene capacidad para invertir en aguas profundas y someras, al mismo tiempo, para la extracción de combustible; argumentó que cuando se aprobó la reforma energética se mintió, porque lo que sucedía era que se dejó de invertir en el sector y se optó por la importación. “Sí tenemos recursos para impulsar la industria eléctrica y el petróleo”, aseveró.

El presidente dijo que la cancelación de subastas eléctricas fue porque habrá cambios en las reglas. 

AMLO afirmó que no desea entrar en ningún debate con el expresidente Felipe Calderón, quien el domingo le solicitó un diálogo para demostrar de qué han vivido ambos en los últimos años. El mandatario insistió en que Calderón aceptó un cargo de consejero en la empresa de energía Avangrid, luego de concluir el cargo de Presidente de la República. López Obrador le pidió al expresidente que no se moleste. “Le ofrezco disculpa, pero se le pasó la mano porque un presidente tiene toda la información estrategia del país. Si no es ilegal, es inmoral”, dijo. 

El mandatario insistió en que este año habrá más crecimiento económico superior al 2%, porque no habrá corrupción. Indicó que ese flagelo consume 2% del PIB, y destacó que se está impulsando la economía familiar y a los sectores más productivos que es donde más empleos se generan. Argumentó que otro factor es que hay estabilidad en el sector financiero. 

López Obrador afirmó que pese a que más países del mundo se han sumado al reconocimiento de Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, su gobierno no desconocerá al gobierno de Nicolás Maduro. Insistió en que seguirá la política de no intervención, pues dijo que se acabó el tiempo de que países quitaban y ponían gobiernos. 

En materia migratoria, Andrés Manuel López Obrador afirmó que en Estados Unidos ya está en marcha el proceso electoral, y por eso el tema cobra relevancia. Dijo que si en ese proceso se quiere involucrar a México, su gobierno no va a responder a ninguna provocación. 

El presidente expresó su solidaridad con el gremio periodístico que ha sufrido agresiones por su trabajo de investigación. Afirmó que la delincuencia ya no va a formar parte del Estado, y destacó que está pendiente de que no haya infiltración de grupos delictivos en las corporaciones de seguridad. 

López Obrador mencionó que su gobierno está evaluando las situación de las estancias infantiles para que no ocurran tragedias como la del 2009 en la guardería ABC en Hermosillo, Sonora.