La inhumación de al menos 250 cadáveres en fosas clandestinas descubiertas en un predio de Veracruz tuvo que haber contado con la complicidad de autoridades, declaró el fiscal del estado.

Es imposible que nadie se haya dado cuenta de lo que sucedió aquí, y de que ingresaban y salían vehículos. Si eso no fue con complicidad de la autoridad, no entiendo de qué otra manera (fue) , dijo a la prensa el fiscal Jorge Winckler.

El fiscal, que también anunció que será hasta mayo cuando se liberarán los recursos para hacer las pruebas de ADN, hizo estas declaraciones a la prensa en el predio Colinas de Santa Fe, situado a las afueras del puerto de Veracruz al que se llega por camino de tierra.

Las primeras de estas fosas fueron descubiertas en agosto por el colectivo El Solecito, formado por familiares de desaparecidos. Después la exhumación quedó a cargo de la fiscalía regional.

Desde agosto se han localizado un total de 125 fosas y, tras trabajar en 121 de ellas, se encontraron 253 cráneos, de acuerdo con reportes.

En el sitio, los familiares de los desaparecidos han colocado cruces hechas con varillas de fierro.

Una de las fosas fue denominada La Alberca porque es muy grande, es un lugar terrible en donde se encontraron muchos cuerpos acomodados muy cerca el uno del otro , refirió el fiscal Jorge Winckler.

También indicó que ya hay 300 cadáveres o conjuntos de huesos en instalaciones forenses del estado.

Además de que perros entrenados han detectado otro sitio al sur de la ciudad de Veracruz donde al parecer hay otras fosas clandestinas. Pero con las morgues llenándose, algunos sitios simplemente no están siendo explorados.

Hay fosas que no se están trabajando porque no tenemos en dónde acomodar los restos que se pudieran extraer , explicó.

EL DATO

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) eligió a Esmeralda Arosemena como la nueva Relatora para México, en sustitución del comisionado Enrique Gil Botero, quien renunció para ocupar el Ministerio de Justicia de Colombia. Será también la encargada de coordinar el Mecanismo de Seguimiento de Ayotzinapa. (Ana Langner)