El Pleno del Senado de la República aprobó un dictamen de reforma al artículo 58 del Código Civil Federal que obliga al juez del Registro Civil a registrar en el acta de nacimiento el nombre solicitado, con estricto apego a las formas orales, funcionales y simbólicas de comunicación pertenecientes a las lenguas indígenas.

El presidente de la Comisión de Asuntos Indígenas, Jorge Toledo Luis, dijo que esta modificación garantiza el respeto al derecho de los indígenas para nombrar a sus hijos en su lengua materna, porque es un derecho que se ha abierto paso poco a poco .

Dijo que poner nombres indígenas es una forma de mostrar su identidad y pertenencia a las culturas ancestrales, y respetar esa decisión es parte de la interculturalidad que el gobierno mexicano debe asumir.

El dictamen detalla que México es parte del Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), donde se establecen diversas disposiciones referentes al reconocimiento de los usos y costumbres indígenas, además de señalar que el Estado debe asegurar que los pueblos indígenas gocen de plena igualdad.

El legislador del Grupo Parlamentario del PRI expuso que en México existen 68 etnias indígenas y más de 360 variantes etnolingüísticas, cuyas grafías diferentes a veces son difíciles de pronunciar por hablantes de otras lenguas.

La reforma al Código Civil Federal, aprobada por el Pleno del Senado de la República, con 72 votos a favor y cero en contra, fue remitida a la Cámara de Diputados para continuar con el proceso legislativo correspondiente.

[email protected]

mfh