Por mandato de ley, el Registro Nacional de Ciudadanos y la expedición de la cédula de identidad ciudadana son servicios de interés público que presta el Estado, a través de la Secretaría de Gobernación (Segob).

“La Segob podrá verificar los datos relativos a la identidad de las personas, mediante la confrontación de los datos aportados por los ciudadanos con los que consten en los archivos correspondientes de dependencias y entidades de la administración pública federal que, para el ejercicio de sus funciones, tengan establecidos procedimientos de identificación personal.

“Las dependencias y entidades que se encuentren en el supuesto anterior estarán obligadas a proporcionar la información que para este efecto solicite la Secretaría de Gobernación”, establece, desde hace casi 28 años, el artículo 101 de la Ley General de Población.

Autoridades encabezadas por Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, y consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE), que preside Lorenzo Córdova Vianello, iniciaron negociaciones de manera formal, la semana pasada, ante la divergencia de puntos de vista con respecto a la transferencia de la base de datos biométricos de los mexicanos mayores de 18 años contenidos en el registro electoral, misma que ya fue solicitada oficialmente por la dependencia gubernamental al órgano electoral autónomo.

Lo que le interesa al gobierno es “hacer el cruce de los datos biométricos, con la CURP, con el acta de nacimiento, para tener precisión sobre la identidad de las personas”, explicó, en diciembre pasado, el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, cuando informó que el gobierno del presidente Andrés Manuel López tiene proyectado que en el 2023 cada ciudadano cuente, por fin, con la cédula única de identidad digital.

El funcionario añadió: “No nos interesan los datos electorales, de distrito, de casilla, de domicilio, de Código Postal de ninguna persona”.

La Ley General de Población, promulgada el 7 de enero de 1974, ordena que la Segob “tiene a su cargo el registro y la acreditación de la identidad de todas las personas” que residan en el país y de los nacionales que vivan en el extranjero.

“La Secretaría de Gobernación establecerá las normas, métodos y procedimientos técnicos del Registro Nacional de Población. Asimismo, coordinará los métodos de identificación y registro de las dependencias de la administración pública federal”, precisa.

Así como que “las autoridades de la Federación, de los estados y de los municipios, serán auxiliares” de la Segob “en las funciones que a ésta correspondan en materia de registro de población”.

En el Registro Nacional de Población se inscribirá a los mexicanos, mediante el Registro Nacional de Ciudadanos y el Registro de Menores de Edad, y a los extranjeros, a través del Catálogo de los Extranjeros Residentes en la República Mexicana.

La cédula de identidad ciudadana, prevé la ley, “es el documento oficial de identificación, que hace prueba plena sobre los datos de identidad que contiene en relación con su titular”, misma que “tendrá valor como medio de identificación personal ante todas las autoridades mexicanas ya sea en el país o en el extranjero, y las personas físicas y morales con domicilio en el país”.

De acuerdo con la ley, la referida cédula “contendrá cuando menos los siguientes datos y elementos de identificación: apellido paterno, apellido materno y nombre(s), CURP, fotografía del titular, lugar y fecha de nacimiento, y firma y huella dactilar”.

“La Secretaría de Gobernación proporcionará al Instituto Nacional Electoral la información del Registro Nacional de Ciudadanos que sea necesaria para la integración de los instrumentos electorales, en los términos previstos por la ley. Igualmente podrá proporcionarla a las demás dependencias y entidades públicas que la requieran para el ejercicio de sus atribuciones”, establece el artículo 112 de la citada ley, vigente desde el 2 de diciembre del 2015.

Dice Lorenzo Córdova

Base no se entrega

El INE no entregará a la Secretaría de Gobernación la base de datos del padrón de votantes, estableció Lorenzo Córdova Vianello.

“El INE ha manifestado su intención de colaborar con la Secretaría de Gobernación, tanto para garantizar el derecho a la identidad como para  construir un registro confiable de los menores de 18 años. Esto, siempre y cuando no implique la entrega de los datos que tú nos has confiado, porque  nosotros no podemos disponer de ellos. No son nuestros, son tuyos.

“Las y los ciudadanos pueden estar seguros de que el resguardo de sus datos registrados en el padrón electoral es y seguirá siendo una prioridad para nosotros”, afirmó Córdova en un video que difundió en redes sociales. (Rolando Ramos)

[email protected]