El IFAI instruyó a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) que proporcione información sobre los militares que el 30 de junio se enfrentaron con un presunto grupo criminal en el municipio de Tlatlaya, Estado de México.

El Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI) requirió el número, el grado, así como la unidad, batallón y/o compañía a la que pertenecían los militares, en atención a la solicitud de un particular.

El sujeto obligado, por conducto de la Procuraduría General de Justicia Militar, señaló que la información estaba bajo reserva por estar vinculada a una averiguación previa y a un expediente judicial por delitos militares, que no han causado estado.

El particular presentó recurso de revisión ante el IFAI, turnado a la comisionada María Patricia Kurczyn, donde manifestó que el 25 de septiembre de 2014 el sujeto obligado emitió un comunicado en el que hizo del conocimiento que se pusieron a disposición de un juzgado militar a un oficial y siete elementos de tropa.

Indicó que su petición es para que se precise el número total de elementos, los datos relativos al grado y la unidad a la que pertenecían, con lo cual no se pretende obtener información que pueda vulnerar la investigación.

En su oficio de alegatos, la Secretaría de la Defensa reiteró su respuesta original.

En el análisis del caso, la comisionada ponente señaló que la propia Sedena, en el comunicado de prensa mencionado, informó a la opinión pública que fueron puestos a disposición del Juzgado Sexto Militar un oficial y siete elementos de tropa que participaron en los hechos.

Por su presunta responsabilidad en la comisión de los delitos en contra de la disciplina militar, desobediencia e infracción de deberes en el caso del oficial, e infracción de deberes en el del personal de tropa.

Es decir, añadió, se advierte que el Ministerio Público castrense ya ejerció acción penal, por ende no se pondría en riesgo las diligencias que realizó el órgano investigador.

Destacó que los datos relativos al grado, así como la unidad, batallón y/o compañía a la que pertenecían cada uno de los militares se localizan en diversos archivos administrativos desde antes que cometieran algún tipo de delito.

La comisionada hizo énfasis en que dar a conocer los datos requeridos por el particular no implica que sean extraídos de la indagatoria o del expediente que obra en el juzgado militar.

A propuesta de Kurczyn Villalobos, el pleno del IFAI revocó la respuesta e instruyó a la Sedena a proporcionar la información genérica, en los términos referidos.

mac