Para cubrir el déficit existente de 6,600 médicos y 12,300 enfermeras en el sector salud del país, el gobierno federal inició este sábado la jornada nacional de reclutamiento y contratación de recursos humanos para la salud, estrategia con que hará frente a la epidemia del coronavirus.

"México contra el Covid-19", se denomina el plan gubernamental.

En conferencia de prensa desde Palacio Nacional, como parte del informe diario sobre la enfermedad en el país a cargo de las autoridades de la Secretaría de Salud, Zoé Robledo, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), informó que a los médicos especialistas, que serán contratados por seis meses, se les pagará una percepción mensual bruta, en promedio, por 34,755 pesos, y 26,600 pesos a los médicos generales, cuyos salarios son los que devengan actualmente los doctores de la institución que encabeza.

El déficit existente de médicos y enfermeras en los servicios públicos del país, dijo, se generó durante muchos años, sobre todo de especialistas.

Además, detalló, se pagará un mes de salario por adelantado y viáticos a quienes atiendan la convocatoria y sean contratados.

En el caso del IMSS, sí se contempla un aumento salarial para el personal de salud sindicalizado, anticipó, a pregunta específica, que se pagará mediante bono, cuyo monto, porcentaje y duración anunciará próximamente.

Quizá dicho pago será por todo el tiempo que dure la contingencia, completó; "estamos muy cerca de darlo a conocer".

Alejandro Svarch Pérez, coordinador nacional médico del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), reconoció que en México existe un déficit crítico de recurso humano para la salud.

"El sector salud se ha planteado la meta de que todo paciente que tenga Covid-19 sea tratado por un equipo con el conocimiento necesario, especialización requerida y compromiso adecuado", indicó.

El objetivo de la estrategia conjunta de reclutamiento y capacitación de la Secretaría de Salud, Insabi e IMSS, detalló, es reclutar médicos generales y enfermeras, especialistas en terapia intensiva, infectología, urgenciología y anestesiología.

Robledo puso énfasis en que la estrategia gubernamental para contratar personal médico durante un semestre forma parte de un esfuerzo extraordinario porque las instituciones de salud ofrecerán, entre otras ventajas, seguridad social para el trabajador y toda su familia.

La capacitación será sectorial y el equipo de especialistas contratado habrá de ser capacitado por los mejores profesionales de todas las instituciones.

"Los médicos especialistas extraordinarios a los que acuden muchas instituciones del mundo por consejo, asesoramiento, estarán al frente de las capacitaciones", dijo.

El incentivo adicional para los médicos generales que sean reclutados, quienes a partir de este sábado iniciaron su pre registro de examen nacional de aspirantes a residencias médicas, precisó, consiste en el otorgamiento de dos puntos, que no son una dádiva.

"El examen se presenta en septiembre (…) Los dos puntos no son una dádiva sino un elemento de conocimiento de que durante seis meses estarán dedicados en cuerpo y alma a la atención de la epidemia, y sería difícil pensar que, adicional a eso, tengan el tiempo suficiente para presentar el que, dicen, es el examen más difícil que existe en el país, de todas las disciplinas", señaló.

Entre las prestaciones de ley que se otorgarán durante seis meses para los contratados destaca seguridad social, aguinaldo, vacaciones y prima vacacional.

Adicionalmente, habrá prestaciones según los diferentes contratos colectivos de trabajo de las instituciones de salud públicas correspondientes.

En el caso del IMSS, finalizó Robledo, contarán con asistencia médica y dental para trabajadores y sus familias, seguros de vida en el caso del Insabi, alimentos y otras prestaciones que se homologarán en la medida de las posibilidades, así como con seguros de responsabilidad civil.

Los que pertenezcan al sindicato del IMSS tendrán también fondo de ayuda por defunción, y todo el personal que participe en la atención de pacientes con Covid-19 contará con provisión de equipos de protección personal en las diferentes fases de contratación.

"Sabemos que el esfuerzo que van a hacer y los riesgos que van a tener deben tener respuesta del Estado mexicano", indicó.

[email protected]