El procurador Federal de Protección al Ambiente, Guillermo Haro Bélchez, reconoció que al interior de la Procuraduría prevalecen casos de corrupción y pese a que no especificó las áreas en las que se han detectado este tipo de infracciones, advirtió que una de las medidas para combatirla será procurar un incremento salarial a los 700 inspectores, quienes ganan 7,000 pesos mensuales.

Al presentar el Programa de Procuración de Justicia Ambiental 2014 -2018 de la Profepa, Guillermo Haro explicó que la estrategia busca consolidar la imagen de la institución con la premisa de cero tolerancia a la corrupción, que lamentablemente todavía se presenta en algunos ámbitos de nuestra actuación , indicó.

Asimismo, el rezago de los expedientes de la Procuraduría continúa siendo del orden de 80%, cifra que se arrastra desde el sexenio pasado, aceptó el Procurador y expresó que la meta es erradicar el retraso hacia el término de la actual administración.

Respecto de las denuncias ambientales, el funcionario informó que en el 2013 se presentaron 19, de las cuales únicamente cuatro obtuvieron sentencia.

Por otro lado, dijo que el Programa busca elevar los índices de cobertura y protección al ambiente, así como certificar al 100% las instalaciones de Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad hacia el 2018.

Hasta el momento, de las 1930 instalaciones de la CFE sólo está acreditado 30% y de las más de 4,618 de Pemex, únicamente tienen certificación 1076, puntualizó el funcionario.

Esta estrategia proyecta en los próximos cuatro años elevar a 60% el porcentaje de cumplimiento de la normatividad detectado durante las visitas de verificación de medidas impuestas y certificar cerca de 30% de las empresas con Cédula de Operación Anual, de las cuales actualmente sólo están acreditadas 1,031 empresas, de las 7,615.

También, aumentar a 40% las acciones para las visitas de verificación de cumplimiento de medidas correctivas; inspeccionar cerca de 55% de las empresas con descarga de aguas residuales y realizar operativos estratégicos en 25% de las Áreas Naturales Protegidas.

Haro Bélchez explicó que el Programa de Procuración de Justicia Ambiental incluye cuatro subprogramas que se dividen en fortalecimiento institucional, cumplimiento voluntario de las obligaciones ambientales, inspección y vigilancia, así como fortalecimiento a la gobernanza en la justicia ambiental.

[email protected]