El gobierno federal reconoció que las denuncias de violencia contra las mujeres aumentaron 45.8% este año, sin embargo, relacionó dicho incremento con la difusión de los servicios a favor de las mujeres, mientras que organizaciones sociales han advertido que los incrementos se deben a que las mujeres se encuentran en un mayor riesgo durante el confinamiento.

A raíz de que la activista Frida Guerrera cuestionara en días pasados al presidente Andrés Manuel López Obrador sobre su posición en el tema de la violencia contra las mujeres y el por qué no se le abría espacio al asunto en la conferencia de prensa matutina, este miércoles, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero dio a conocer el informe mensual del Grupo Interinstitucional de Violencias de Género.

En el documento, Gobernación expone que de enero a junio de este año se recibieron 131,224 llamadas de emergencia al 911, 45.8% más que las 89,998 recibidas en el mismo periodo del 2019.

Sin embargo, se indicó que las llamadas de emergencia relacionadas con incidentes de violencia muestran significativas variaciones entre enero a junio del 2020 en relación con el 2019, “ya que las de violencia familiar prácticamente no muestran cambios”, aunque sí tienen un aumento de 0.5%; mientras que las de violencia de pareja disminuyen 17.5 por ciento.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en lo que va del gobierno de López Obrador, 6,124 mujeres han muerto víctimas de feminicidio y homicidio doloso.

La funcionaria indicó que desde el Instituto Nacional de Desarrollo Social se han ejercido 554 millones de pesos del presupuesto en los programas esenciales, como los centros de refugio y el Programa de Apoyo a las Instancias de Mujeres en las Entidades Federativas, donde se han atendido 100,000 mujeres; y se han destinado 16.5 millones de pesos para las 35 Casas de Mujeres Indígenas.

Por su parte, la titular del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Nadine Gasman, al ser cuestionada sobre el recorte de 75% a su presupuesto, defendió que “estamos haciendo los ajustes, estamos haciendo los ahorros que nos ha pedido la austeridad, estamos viendo con mucha responsabilidad y con mucho compromiso de todo el personal del Instituto Nacional de las Mujeres cómo seguir haciendo lo que teníamos planeado”.

maritza.perez@eleconomista.mx