Este lunes 12 de abril se reanudó la audiencia judicial del exsenador del PAN, Jorge Luis Lavalle Maury, implicado por la Fiscalía General de la República (FGR) en los delitos de cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

El exlegislador fue trasladado del Reclusorio Norte a juzgados del mismo centro de reclusión, donde comparecerá ante Marco Antonio Fuerte Tapia, Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio.

En virtud de que subsistieron algunos problemas técnicos por parte de la Fiscalía, el Juez ordenó el traslado de los representantes de la Fiscalía a la sala de audiencia del Centro de Justicia Penal Federal.

La imputación de la FGR contra el exsenador por el Partido Acción Nacional, es a partir de una denuncia que presentó el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, quien señaló directamente a Lavalle y otros senadores y diputados del 2013 de recibir fuertes cantidades de dinero a cambio de su voto en favor de la reforma energética que se aprobó ese año.

El pasado 9 de abril, el juez Marco Antonio Fuerte Tapia dictó prisión preventiva justificada, al aceptar los argumentos del agente del Ministerio Público Federal, quien consideró que Lavalle Maury no tiene domicilio fijo; sus vecinos no lo reconocen en el domicilio señalado; tiene varias salidas del país y no tiene certeza del lugar donde actualmente se encuentra.

Jorge Luis Lavalle es representado por sus abogados Felipe Gómez Mont Landerreche; José Joaquín Zapata Altamirano y Héctor Humberto Venegas Román.

jorge.monroy@eleconomista.mx