Las diferencias de género se perciben no sólo en los salarios sino que en ocasiones la discriminación salarial en las empresas suele ser más sutil e indirecta y no tiene que ver con el sueldo base, sino con los complementos y con reconocer una retribución diferente a empleos que tienen igual valor. Hay mucho que las empresas y los gobiernos pueden hacer para desenterrar y erradicar las brechas de género, sobre todo en cuanto a las salariales, que aún se encuentran enraizadas.

Un ejemplo de esta abismal distancia lo encontramos en la lista de Forbes de los 20 actores mejor pagados del mundo. En la lista del 2016, Forbes mostró la brecha ya que 18 actores se embolsaron más de 20 millones de dólares, mientras que sólo cuatro actrices pudieron alcanzar esa cifra en el periodo.

En la lista, Forbes reveló que Jennifer Lawrence fue la actriz mejor pagada con un sueldo estimado de 46 millones de dólares, mientras que el primer lugar de la lista masculina fue Dwayne Johnson con 64.5 millones de dólares. Lawrence ganó el 71% de lo que ganó The Rock . Esa estadística es menor a los típicos 79 centavos por cada dólar que ganan los hombres con respecto a las mujeres blancas que generalmente se calcula.

NOTICIA: Las 10 actrices mejor pagadas del mundo

Otro ejemplo es que a nivel mundial, las mujeres sólo ocupan el 20% de los escaños parlamentarios, el 18% son Ministras o Secretarias de Estado y 47% de los países tienen a mujeres como líderes de Estado, según los datos del Foro Económico Mundial, y la firma McKinsey Global Institute, admite que pese a que alrededor del 75% de los Directores Ejecutivos de las empresas a nivel mundial incluyen la equidad de género como una prioridad empresarial, la realidad no refleja esas aseveraciones. A nivel mundial, sólo existe un 46% de mujeres en puestos menores en las empresas, 37% de las mujeres tienen actividades gerenciales, 33% ocupa un puesto de dirección, 29% ocupa puesto en alguna vice presidencia Jr.,24% una vice presidencia Sr. y sólo el 19% alguna dirección ejecutiva.

Actualmente, si una mujer aspira a ganar lo mismo que un hombre, las estadísticas disponibles muestran que no tiene muchas alternativas para lograrlo dentro de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). La brecha salarial de género será equitativa en 170 años a nivel mundial si continúan las tendencias actuales, ya que la diferencia para este 2016 aún sigue siendo de casi el doble entre hombres y mujeres de acuerdo con un informe del Foro Económico Mundial.

Un informe reciente del McKinsey Global Institute, reveló que si las mujeres desempeñan un papel idéntico en los mercados de trabajo con respecto al de los hombres, se podrían agregar 28 billones de dólares o 26% al PIB anual global para el año 2025. Ese aumento es equivalente al PIB de China y Estados Unidos juntos. En su estudio de Mujeres en el Trabajo, la consultora PwC reveló que cerrar la brecha de género podría mejorar los ingresos de las mujeres de los países de la OCDE en más de 2 billones de dólares, un salto de 23% y sumar más mujeres al mercado laboral podría aumentar el Producto Interno Bruto (PIB) de la OCDE 12%, lo que se traduce en casi 6 billones de dólares.

NOTICIA: 4 maneras de reducir la desigualdad en la 4ta revolución industrial

Las mujeres que trabajan según el promedio de la OCDE perciben 16% menos que su homólogo masculino, a pesar de estar mejor calificada, según se desprende de la última edición del Índice de Mujeres en el Trabajo, de PwC. En su conjunto, el tiempo promedio que los países que pertenecen a la OCDE necesitan 95 años para cerrar la brecha salarial. Los países que podrían cerrar la brecha en la siguiente década son Polonia (en el 2021), Luxemburgo (en el 2022) y Bélgica (en el 2028).

Los tres países que encabezan la lista de naciones de la OCDE con mejor desempeño en el terreno de la brecha salarial por género, son Islandia, Suecia y Noruega pero la situación varía dentro de los países que componen la OCDE. Según PwC se estima que Polonia lograría que hombres y mujeres ganen en promedio lo mismo en el 2021, Estados Unidos lo haría en 2070 y México en 2115. Por otro lado, las mujeres alemanas tendrán que esperar a que la brecha se cierre en ese país en 2297, las españolas esperarían hasta el 2230 y las surcoreanas hasta el 2118.

NOTICIA: 7 datos sobre la inequidad de género en el mundo

México repite en el lugar 33 de empoderamiento femenino en el lugar de trabajo. Según los datos de PwC, en México hay una diferencia salarial de 16.7% entre hombres y mujeres. Las mujeres en México tuvieron un incremento del 20% del salario para alcanzar a sus contrapartes masculinas en el desarrollo de actividades similares. En México sólo el 5% de las mujeres ocupan puestos en las juntas directoras de las empresas. El 32% de la población femenina en México trabaja tiempo completo, mientras que el 53% está fuera de la fuerza laboral; el 12% tiene un empleo de medio tiempo, mientras que el 2% está desempleada. El 68% de los hombres que componen la fuerza laboral trabajan, 10% tienen empleos de medio tiempo, 4% está desempleado y 18% está fuera de la fuerza laboral. Si México estuviera en el mismo rango de disparidad laboral que Suecia, habría un incremento de 27.6% en el PIB del país.

rarl