El senador perredista Zoé Robledo propuso expedir la ley federal para la protección de los denunciantes e informantes de actos de corrupción, con el fin de apoyarlos y facilitar e incentivar la delación de estas prácticas.

En entrevista, destacó que es necesario que en México las personas que divulguen información reservada que revele violaciones de derechos humanos, actos de corrupción o infracciones graves a la ley no sean sujetos de responsabilidades penales o administrativas.

La actividad que realizan los informantes, conocida ampliamente en el plano internacional como whistleblowing, resulta ser una herramienta eficaz en el combate a la corrupción que realizan las democracias liberales más consolidadas , mencionó.

Robledo aseveró que en México quienes realizan este tipo de acciones valerosas carecen de protección legal o constitucional. Por ello, dijo, es fundamental emitir una norma federal para que no sufran represalias.

El hecho de no contar con un fuero ciudadano que proteja a toda persona que, por compromiso ético desee revelar información relativa a actos de corrupción que esté a su alcance, sólo propicia condiciones favorables para la ilicitud y el agravio al interés público , expuso Robledo.

Por tal motivo, indicó el legislador, el PRD busca proteger a aquellas personas que denuncian actos de corrupción ante las autoridades y que testifican sobre ellos, pero al mismo tiempo proteger a los informantes que no quieren o que no pueden ampararse en el gobierno.