El pleno de la Cámara de Diputados aprobó una reforma para incluir al feminicidio en el catálogo de delitos que ameritan prisión preventiva. Lo anterior, a fin de que las personas que sean acusadas de atentar contra la libertad y seguridad de una mujer no sean liberadas.

Por 364 votos en favor de todos los partidos, el pleno aprobó el dictamen de reforma a la fracción III del artículo 167 del Código Nacional de Procedimientos Penales, y el proyecto fue turnado al Senado para su estudio.

El presidente de la Comisión de Justicia del recinto legislativo de San Lázaro, Álvaro Ibarra Hinojosa (PRI), afirmó que, de acuerdo con cifras del Inegi, del 2000 al 2014 fueron asesinadas en México 26,267 mujeres, que, en promedio, significan 5.1 por día. En 15 años la cantidad de los homicidios anuales pasó de 1,284 a 2,349 mujeres, es decir, prácticamente se duplicó , dijo.

Comentó que esta reforma significa un paso firme y decisivo para seguir reforzando el marco jurídico que tutela el derecho a todas las mujeres del país de vivir una vida libre de violencia .

El diputado Javier Antonio Neblina (PAN) aseguró que si bien el sistema penal evita el uso excesivo de la prisión preventiva, es de considerar que el tipo penal de feminicidio representa una afrenta a toda la sociedad, ya que es un delito cuya particularidad lastima en lo profundo a las familias y, sobre todo, a cada mujer.

Ante el hecho de garantizar la comparecencia del imputado del delito de feminicidio en el juicio, el desarrollo de la investigación, la protección de la víctima, de los testigos o de la comunidad, es necesario adecuar nuestro cuerpo normativo para dar al Ministerio Público y al juez de control las herramientas de protección, para que este tipo de conductas no vulneren a la sociedad , afirmó.

Recordó que la transformación del sistema penal mixto e inquisitivo al sistema oral y acusatorio se observaron numerosos defectos que el sistema anterior venía arrastrando, uno de ellos, dijo, era el abuso de la prisión preventiva oficiosa.

Por lo anterior, explicó, se llegó a la conclusión en el decreto que expidió el Código Nacional de Procedimientos Penales de acotar los delitos que ameritaban la prisión preventiva de manera oficiosa.