Los traficantes de indocumentados usan en México las mismas rutas que emplean los carteles del narcotráfico para trasladar drogas y armas desde el sur de México hacia la frontera con Estados Unidos, aseguró el subsecretario de Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Gustavo Mohar.

El funcionario señaló que los traficantes de emigrantes "muchas veces se guían por el curso de las drogas o de las armas del sur de México o hacia el norte" para "mover por nuestro territorio a nacionales de prácticamente todo el mundo".

Durante la inauguración en la capital mexicana de la Conferencia Internacional sobre el Tráfico Ilícito de Migrantes, que durará tres días, el funcionario dijo que su país, el único en Latinoamérica que tiene frontera con Estados Unidos, es utilizado por redes de traficantes de emigrantes de al menos 70 países.

La ruta que bordea el Golfo de México para llegar desde la frontera con Guatemala a la localidad tejana de Brownsville (Estados Unidos) fue la que probablemente usaron los 72 emigrantes centro y suramericanos secuestrados y masacrados presuntamente por integrantes del cártel Los Zetas en San Fernando, en el estado mexicano de Tamaulipas (noreste), en agosto de 2010.

Según estadísticas de la estatal Comisión Nacional para los Derechos Humanos, en México unos 20,000 emigrantes son secuestrados cada año por grupos del crimen organizado, que los usan para extorsionar a sus familias.

Otros organismos de defensa de los derechos de los emigrantes sostienen que estos crímenes se perpetran con la complicidad de policías y agentes migratorios mexicanos.

MIF