El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, invitó a los también aspirantes presidenciales José Antonio Meade y Ricardo Anaya, acudir ante el Ministerio Público a dirimir sus acusaciones por corrupción, para no desestabilizar al país con sus confrontaciones.

López Obrador consideró que desde hace mucho tiempo, el PRI ya conocía por la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda de las operaciones comerciales de Ricardo Anaya, y también el PAN -dijo- conocía que los “moches” que salían de Hacienda cuando José Antonio Meade estaba al frente de la dependencia, para los diputados federales, entre ellos Ricardo Anaya Cortés, cuando fue legislador de 2012 a 2015.

“Cuando hay discrepancias, como es una relación de complicidad y de componendas, sale todo, porque ¿quiénes dan el dinero, de donde ale el dinero? Pues de Hacienda. ¿Quiénes estaban en Hacienda? (Luis) Videgaray y Meade. De ahí salió el dinero. Entonces ¿quien recibió el dinero?. Ellos lo saben bien, porque ellos tienen una oficina de investigación financiera, y se conocen todos los movimientos de las cuentas, ellos les dan seguimiento al dinero. Saben muy bien lo que sucedió.

“Es una práctica que se usa desde hace mucho tiempo en el país, y que se intensificó en este sexenio, entonces, ahí le entraron conjuntamente del PRI y del PAN”, dijo.

López Obrador dijo que si bien ya conocían desde hace tiempo de sus situaciones, ahora el PRI y PAN se enfrentan acusándose de actos de corrupción. Por ello, invitó a ambos candidatos a dirimir sus denuncias en la PGR, para no desestabilizar al país.

“Que investiguen a Anaya y a Meade, que los dos vayan a la Procuraduría a declarar sobre los moches y sobre otras tranzas, que vayan a declarar a la Procuraduría los dos.

“Yo lo único que les pediría es que sus pleitos se den en los medios, en el debate, que se diriman sus diferencia en el Ministerio Público, en la Procuraduría, pero que no pase de ahí. Que no se afecten violentamente.  Que se investigue y se castigue a los responsables, tanto a Meade como Anaya, pero que no vaya a desestabilizar al país”, demandó el candidato presidencial de Morena, PT y Encuentro Social.

Cuestionado sobre si Ricardo Anaya podrá participar en el proceso electoral dado que existe una investigación abierta por parte de la PGR por lavado de dinero en la que se le involucra, López Obrador dijo que

“Si legalmente puede sí. Si no tiene antecedentes penales, si demuestra que no participó en el lavado de dinero, que no recibió moches, entonces sí. Si no pues ni modo que se viole la ley, pero también no solo es Anaya, es Meade, son los dos”, comentó.

Todos debemos respetar la ley, dice a Peña Nieto

Luego de que el presidente Enrique Peña Nieto se quejó de no poder hacer posicionamientos políticos en periodo de campaña electoral, el candidato Andrés Manuel López Obrador dijo que la ley es pareja y se tiene que cumplir por todos los ciudadanos y funcionarios.

“Hay que respetar la ley, debe de aplicarse lo que está aprobado en la ley. Nadie puede violar la ley. Nadie puede cometer una infracción a las normas. Entonces, no sé por qué lo dice (Peña Nieto), son las leyes que se aprueban en el Congreso y hay que respetarlas.

“Si en esas leyes se acordó que no intervenga el gobierno, que no se utilice el presupuesto, que no se permita la participación del Presidente, hay que respetar las leyes”.

Amor y paz, dice a Vargas Llosa

Entrevistado en Chihuahua, donde se reunió con bases de Morena y con empresarios, López Obrador fue cuestionado acerca de lo dicho por el escritor Mario Vargas Llosa, quien calificó su posible triunfo en las elecciones del 1 de julio, como “un retroceso tremendo para la democracia en México”.

Sobre esto, López Obrador, afirmó: “No voy a caer en provocación. Es su manera de pensar. Es buen escritor, pero es mal político.  No estoy para caer en ninguna provocación, es amor y paz”, dijo.

jmonroy@eleconomista.com.mx