El titular de la Policía Federal Ministerial de la Procuraduría General de la República (PGR), Vidal Díaz-Leal Ochoa, informó que de abril de 2011 a la fecha 710 elementos de esa corporación han sido dados de baja.

En conferencia de prensa precisó que, además, hay 363 casos pendientes, por lo que el número de separaciones por no acreditar los controles de confianza y presuntamente estar ligados a problemas graves podría rebasar 1,000 en los próximos meses.

El comisario de la Policía Federal Ministerial indicó que existen al menos 30 agentes que se han negado a ser movidos de su zona de adscripción, por lo que son investigados por presumiblemente haberse apartado de la legalidad.

Señaló que la corporación cuenta en la actualidad con 3,800 elementos que continuamente son sometidos a controles de confianza para garantizar una institución transparente y confiable.

Detalló que a la fecha se tiene registrada la desaparición de seis agentes de la Policía Federal Ministerial, y precisó que 26 perdieron la vida en 2011 en cumplimiento de su deber.

Leal Ochoa planteó que el 15 de enero se nombró a 32 nuevos jefes regionales, de los cuales cinco son mujeres que asumieron su cargo en Jalisco, Distrito Federal, Guanajuato, Tlaxcala y Campeche.

Indicó que para ingresar a la Policía Federal Ministerial es necesario contar con estudios de licenciatura; además se les capacita de acuerdo a las tareas que van a realizar, para asegurar un desempeño profesional.

"No nos tiembla la mano para depurar a la institución, con el objetivo de que sea trasparente y cuente con personal altamente capacitado", puntualizó el comisario Vidal Díaz-Leal Ochoa.

MIF