La candidata a la gubernatura por la alianza Progreso para Tlaxcala (PAN-Nueva Alianza), Adriana Dávila Fernández, informó que no impugnará los comicios locales del pasado domingo, los cuales favorecieron al priista Mariano González Zarur.

En conferencia de prensa, la ex diputada federal expuso que aunque -desde su criterio- hubo serias irregularidades en un amplio número de casillas durante los comicios del pasado 4 de julio, no objetará los resultados de las elecciones, para evitar 'desgaste'.

Después de varios días de no realizar apariciones en público, esta tarde-noche aseveró que hubo anomalías en diversas casillas, que demuestran que hubo un 'fraude electoral', pero evitará hacer algún tipo de revancha política contra el candidato ganador.

Dávila Fernández presentó algunas actas electorales para demostrar inconsistencias. 'Nosotros ganamos la elección, por supuesto que el tema del fraude está planteado -en los datos- que nosotros les hemos dado', indicó.

Pero, 'no queremos que esto sea un asunto de revancha que desgaste más al estado de Tlaxcala, estamos diciendo que son corruptos y son transas eso está evidenciado -pero- no los acusamos -a los priistas- de tontos'.

Por otra parte, respecto a una supuesta declaración que hizo a un medio de comunicación nacional, sobre que perdió la elección porque 'el gobernador -Héctor Ortiz Ortiz- no operó' a su favor, dijo que no ha hecho declaraciones desde la jornada electoral.

'Yo no declaré que el gobernador no me apoyó, no he hecho ninguna declaración desde el domingo, quiero comentarlo', mencionó.

Por otra parte, se prevé que el Instituto Electoral de Tlaxcala (IET) entregue mañana a Mariano González Zarur la constancia de mayoría que lo acredite como candidato ganador de la elección a gobernador del estado, informó su casa de campaña.

apr