El gobierno anunció la cancelación del registro biométrico de los mexicanos a través de una cédula de identidad.

El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que la Secretaría de Gobernación (Segob) solicitó al Instituto Nacional Electoral (INE) la base de datos de los mexicanos, pero éste se negó a proporcionarla.

El presidente López Obrador mencionó que, debido a que causó dudas y escepticismo en la sociedad, ordenó a la secretaria Olga Sánchez Cordero desistir de la petición. El Ejecutivo indicó que será en otro momento cuando se lleve a cabo el proceso para identificar a las personas con la cédula de identidad, que funcionaría como documento único de identidad.

“Como no fue atendida la solicitud por el instituto electoral, yo le di instrucciones a la secretaria de Gobernación de que no insistiera; que no nos metamos en eso; que no demos motivo para que se vaya a pensar que tenemos interés de controlar, como en las dictaduras, la situación de cada ciudadano, de cada persona. ¡No! Y como están muy sensibles los del instituto electoral, no hay que testerearlos. Además, no es un asunto prioritario.

“Ya cuando se serenen y se entienda, y además la gente esté informada de qué se trata y todo. Pero todo eso de tener una identificación única, todo eso genera muchas sospechas, inquietudes. No queremos eso”.

Cabe destacar que la Ley General de Población ordena desde hace 28 años al gobierno a crear un Registro Nacional de Ciudadanos y expedir la cédula de identidad ciudadana.

“La Segob podrá verificar los datos relativos a la identidad de las personas, mediante la confrontación de los datos aportados por los ciudadanos con los que consten en los archivos correspondientes de dependencias y entidades de la administración pública federal que, para el ejercicio de sus funciones, tengan establecidos procedimientos de identificación personal”, especifica la legislación.

El presidente López Obrador estableció que, en cambio, sí es prioridad que el Congreso apruebe la reforma constitucional para garantizar a personas adultas mayores, jóvenes y personas con discapacidad recibir una pensión o apoyo social, sin importar qué partido esté en el gobierno. Dijo estar convencido de que esa medida ayudará a disminuir la inseguridad y la violencia.

[email protected]