La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, escucharon a las madres de desaparecidos que este 10 de mayo se apostaron en Palacio Nacional para solicitar una audiencia con el presidente Andrés Manuel López Obrador. 

Sánchez Cordero ofreció a las madres buscar a sus hijas e hijos desaparecidos, y les reiteró la disposición del gobierno federal para dar con el paradero de sus familiares. 

Mientras en Salón Tesorería de Palacio Nacional se desarrollaba un concierto de una cantante por el Día de las Madres, en sustitución de la conferencia matutina presidencial, afuera del recinto las madres demandaron ser escuchadas por el Primer Mandatario, pues recordaron que a inicio de su gobierno ofreció que la localización de personas sería una prioridad de su administración.

Sobre la plancha del Zócalo capitalino, acompañada por Alejandro Encinas Rodríguez y la titular de la Comisión Nacional de Búsqueda, Karla Quintana Osuna, la secretaria Olga Sánchez Cordero dijo a las mujeres que se trabaja de manera coordinada entre las instituciones responsables para localizar a los desaparecidos.

Afirmó que hacer justicia es el compromiso principal de Estado, ya que este flagelo es un caso que afecta a todos.

Por su parte, el subsecretario Alejandro Encinas externó la invitación para que los integrantes del Comité de Desapariciones Forzadas de Naciones Unidas visiten México para el mes de noviembre.

Luego de este encuentro, las madres de hijos desaparecidos, integrantes de colectivos y activistas, se dirigieron al Monumento a la Madre para realizar una caminata hacia el Monumento a la Revolución donde exigieron a las autoridades de los tres niveles de gobierno atención inmediata para frenar los feminicidios, localizar a las personas desaparecidas y lograr justicia para víctimas de la violencia en esos dos asuntos.

jorge.monroy@eleconomista.mx