El presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, negó que Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes, haya quedado fuera de las listas de candidatos plurinominales a las cámaras de Diputados o de Senadores como resultado de jaloneos internos.

“Ni él lo pidió, ni fue considerado en el listado”, respondió el michoacano, en entrevista de radio.

La especulación sobre las intenciones del mexiquense de llegar al Congreso de la Unión, aseguró, surgieron a partir de que se difundieron listados falsos.

No es verdad que haya habido una reacción interna, como se manejó en algunos medios, insistió, y que eso haya sido la causa por la que finalmente Ruiz Esparza quedara fuera de las listas de candidatos a legisladores de representación proporcional.

Entre los priistas hay quienes sostienen que los señalamientos de presunta corrupción en los que estaría involucrado Ruiz Esparza fueron los que pesaron para no ser postulado por el tricolor al Congreso.

Y aseguran que un caso similar es el de Rosario Robles, secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), quien habría aspirado también como legisladora federal.

A la exjefa de gobierno del Distrito Federal, Ciudad de México, se le acusó en febrero pasado, a partir de reportes de la Auditoría, de haber incurrido en desvío de recursos a través de pagos realizados a empresas fantasma, durante su gestión como secretaria de Desarrollo Social y actualmente de la Sedatu.

El hecho es que ni Ruiz Esparza ni Robles Berlanga figuran en las listas de candidatos a legisladores federales plurinominales.