El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador afirmó que en caso de ganar las elecciones del 1 de julio, no buscará la reelección.

Ante empresarios de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), López Obrador aseveró que desde ahora ya está planificando las acciones que desarrollaría en su gobierno, pues dijo que   “no se puede perder el impulso, son nada más seis años; yo no me voy a reelegir, y tenemos que hacer que nos rinda ese tiempo.

“Vamos a hacer 12 años en seis, porque no vamos a trabajar ocho horas diarias, vamos a trabajar 16 horas diarias para que en seis años saquemos a México del atolladero que lo han metido y se establezcan las bases para un desarrollo futuro, con justicia, con bienestar”, aseveró.

Luego, en entrevista, fue cuestionado sobre si intentaría prolongar su mandato como los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Ecuador, Rafael Correa, a lo que López Obrador afirmó: “ni verdes, ni maduros (en referencia al presidente venezolano Nicolás Maduro), este es un movimiento hecho en México”.

A pregunta expresa de si en algún momento pensó en la posibilidad de reelegirse, en caso de ganar las elecciones, el candidato presidencial de Morena, PT y PES respondió que no cometería el acto que han llevado a cabo presidentes de otros países.

“Porque son muchos los problemas del país, está muy mal desgraciadamente nuestro país, y hay quienes piensan que no va a ser suficiente seis años; yo sostengo que sí, por eso lo aclaro, porque no soy partidario de la reelección. Hay presidentes en otros países que llegan, encuentran una situación muy complicada, empiezan a gobernar, lo hacen bien, y luego modifican las leyes para quedarse más tiempo. Yo no voy a reelegirme, es un asunto de principios, no creo en la relección”, afirmó.

No hay que pelearnos con EU

Tras la visita a México  de Jared Kushner, yerno y asesor del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Andrés Manuel López Obrador dijo que de haberse concretado la reunión de Peña con Trump, se promueva el entendimiento entre ambos países y que no haya confrontaciones, porque a ninguno de los dos países le conviene, afirmó.

“Ojalá y se busque la mera de que haya un acuerdo, nos conviene a las dos naciones, a los dos gobiernos, que haya una relación de amistad, de respeto mutuo y de cooperación para el desarrollo. Y estamos ahora revisando lo del TLC, hay que sentarse, hay que hablar y no hay que pelearnos, hay que convencer (...) y quitarle de la cabeza al presidente Trump el uso con fines electorales de la construcción del muro y todo aquello que insulte al pueblo de México”, dijo.

Finalmente, cuestionado sobre si el gobierno mexicano puede confiar en el asesor Senior de Trump, sostuvo que “si lo envían es porque trae mandato. Es decir es una persona autorizada. No se atreverían a mandarlo, si no tuviese capacidad para buscar acuerdos. Puede ser que no tenga la última palabra, pero es importante que haya mucha negociación”.

jmonroy@eleconomista.com.mx