El diputado federal Ulises Ramírez consideró que el PAN tiene una oportunidad histórica, que no debemos perder, para romperle el espinazo al PRI , en los comicios para el Estado de México.

Entrevistado por El Economista, el legislador que ha sido integrante del Comité Directivo Estatal del PAN en el Estado de México demandó a su partido piso parejo para todos los aspirantes y no permitir, dijo, la imposición de un candidato del PRD.

¿Cómo ve una posible alianza PAN-PRD?

Nosotros no estaremos sólo a expensas de una alianza. Ya nos pasó una vez: pusimos altísimas las expectativas de construir esa alianza y momentos después el PRD la rompió.

Eso fracturó la posibilidad de la competencia en el Estado de México, y ahora no debemos depender de ninguna alianza; creo que el PAN tiene la suficiente solidez, tiene los cuadros para poder afrontar esa candidatura.

Yo voy a ser el candidato del PAN, porque voy a ser el gobernador de ese estado y es una oportunidad que no perderemos, porque vamos a sacar al PRI del Estado de México.

Nosotros, con o sin alianza, estamos dispuestos a competir y estamos seguros que el mal gobierno, la corrupción, la inseguridad, la falta de oportunidades y de empleo, tiene al Estado de México y a su gente muy molesta, y estoy seguro que ese enojo se va a traducir en un voto de rechazo al PRI y por primera vez el PAN va a gobernar.

Hay más aspirantes en el PAN...

Hemos platicado y hemos coincidido en no aceptar imposiciones; ese fue uno de los acuerdos que comentamos, que estaremos solicitando al Comité Ejecutivo Estatal que publique las bases de la convocatoria para poder competir. Queremos piso parejo y que no aceptaremos una imposición si no se trata de una coalición con alguien del PAN a la cabeza.

Serán los que vayamos a competir; la intención es que sea una competencia fuerte, de ideas, de confrontación, pero respetuosa, y que al final tengamos la suficiente madurez para que, quien gane, poderlo arropar todos, porque es un requisito indispensable para poder ganarle al PRI: la unidad del PAN.

¿No le teme a la maquinaria del PRI?

He hecho un llamado a que (el gobierno federal) deje de estar induciendo al voto a través de los programas sociales, comprando conciencias en diversos municipios, porque primero es indebido, es inmoral y es ilegal.