Hasta el momento, en lo que va del año, 10 elementos del Ejército han fallecido en operativos contra el narcotráfico, lo que supera la cifra de todos los decesos de militares que ocurrieron en el 2020. Dos de los dichos percances de este año ocurrieron en Aguililla, Michoacán, donde una célula del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) atacó a los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional.

La tarde del jueves pasado un convoy del Ejército recorría la comunidad de La Higuerilla, en Aguililla, Michoacán, cuando fue emboscado por integrantes del CJNG, quienes utilizaron un dron cargado de explosivos. El sargento Víctor Hugo Romero y el soldado José Carlos García fallecieron, mientras que otro elemento militar resultó herido.

El viernes, en su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo: “envío a sus familiares mis condolencias, mi solidaridad. La actitud del Ejército y la Marina es la de respetar los derechos humanos, ya no es el ojo por ojo y el diente por diente”.

De acuerdo con datos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), en lo que va del 2021, 10 elementos —incluidos los dos de Aguililla— han perdido la vida en operativos contra el narcotráfico. En todo el 2020 ocurrieron nueve muertes de militares inherentes a su labor de combate al crimen y el narcotráfico.

El primer hecho del 2021 ocurrió el 18 de febrero en La Piedad, Michoacán, cuando sicarios de un grupo delincuencial enfrentaron a elementos de la Guardia Nacional; un elemento militar de esa corporación falleció por herida de arma de fuego.

De acuerdo con la Sedena, en el 2019 fallecieron 19 elementos por hechos relacionados con sus actividades de combate al narcotráfico; en el 2018, 12 militares perdieron la vida; en el 2017 fueron 39; en el 2016, 24 personas; en el 2015, 31 elementos y en el 2014 sumaron 32 los casos.

El año en que más elementos perdieron la vida fue en el 2010, cuando perecieron 89 personas por labor contra la delincuencia.

jorge.monroy@eleconomista.mx