La violencia contra actores políticos durante el proceso electoral alcanzó a una fotógrafa que acompañaba a Pamela Terán Pineda, candidata de la alianza Todos por México a segunda concejal de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, asesinadas la madrugada del sábado junto a su chofer, Adelfo Guerra Jiménez.

Se trata de María del Sol Cruz Jarquín, de 27 años, quien además colaboraba en el sitio con perspectiva de género, Las Caracolas, dirigido por su madre, la periodista Soledad Jarquín, jefa de Comunicación de la Secretaría de Asuntos Indígenas de esa entidad.

De acuerdo con medios locales, el titular de la dependencia, Francisco Javier Montero López, comisionó a Cruz Jarquín a dar acompañamiento a las actividades proselitistas de su hermano, Hageo Montero López, quien es candidato del PRI-PVEM-Panal por la alcaldía de Juchitán.

Al respecto el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, solicitó a la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental a realizar las investigaciones necesarias a fin de determinar la responsabilidad de servidores públicos.

Aparte, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, condenó el triple asesinato y urgió a la Fiscalía General a investigar de manera expedita los crímenes, esclarecer la identidad de los atacantes y que éstos reciban sanción.

Terán Pineda era regidora con licencia del ayuntamiento de Juchitán y formaba parte de la planilla del candidato del PRI, Hageo Montero. Su padre, Juan Terán, fue detenido en abril del 2017, presuntamente por liderar una banda del crimen organizado.

Reportera Monterrey

Por otra parte, autoridades detuvieron al presunto asesino de la periodista Alicia Díaz, quien fue encontrada muerta en su domicilio el pasado 24 de mayo en Monterrey. Fuentes oficiales indican que el detenido podría ser el exesposo de Díaz.

La reportera, quien trabajaba para El Financiero, fue hallada muerta en su casa con heridas punzocortantes.