La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) confirmó la muerte de un adolescente en Nogales, Arizona, a manos de un agente de la Patrulla Fronteriza (BP por su sigla en Inglés) y puso en duda, una vez más, el uso de la fuerza letal por parte de este cuerpo policiaco.

Un elemento de la Patrulla disparó en contra de un chico que le lanzaba piedras, junto con otros compañeros, desde el lado mexicano de la frontera. La Cancillería mexicana expresó que se solicitará una investigación y que, a la par, las autoridades mexicanas lleven una. El gobierno de México tiene conocimiento de un incidente registrado en la madrugada entre Nogales, Arizona, y Nogales, Sonora , dictó la SRE.

La BP, a través del sector Tucson, informó con un comunicado que el elemento disparó contra un grupo de sospechosos que lo agredieron con piedras luego de advertirles que no lo hicieran. Con base en el comunicado de la Patrulla Fronteriza, dos sospechosos abandonaron un cargamento de droga en EU y al ser descubiertos corrieron del lado mexicano, donde comenzaron a aventarles piedras.

Al respecto, la SRE expresó que la información disponible hasta el momento genera nuevamente serias dudas sobre el uso de la fuerza letal por parte de agentes de la Patrulla Fronteriza.

El gobierno y la sociedad mexicana deploran enérgicamente los hechos, por lo que es imperativo que las autoridades competentes realicen una investigación oportuna y transparente, y la lleven a las últimas consecuencias . Vale destacar que es la tercera ocasión, desde julio pasado, en que un mexicano muere por agentes estadounidenses.

ana.langner@eleconomista.mx