México tendrá garantías sobre el intercambio futuro de virus gripales y acceso a las vacunas, en una resolución que será adoptada el próximo viernes en la Asamblea de la Organización Mundial de la Salud que se desarrolla en Ginebra, anticipó el miércoles el secretario de Salud de ese país, José Angel Córdova.

"Deben darse ciertos beneficios para los países menos desarrollados y una garantía para los países de bajos ingresos. Que la acción generosa de donar el virus, como hicimos nosotros, se refleje en un beneficio global y no para el que más tiene, eso es lo que buscamos con esta resolución", resumió el ministro.

"De una manera generosa México compartió el virus con el mundo porque urgía hacer una vacuna", recordó Córdova a un año del estallido en su país de la pandemia de gripe H1N1, que se cobró 1.228 víctimas.

"Afortunadamente no fue tan grave la pandemia y el virus no fue tan letal como lo esperábamos, pero si en algún tiempo vivimos una experiencia como con el H5N1, los días son importanísimos para poder tener la vacuna y evitar muertes en la gente más vulnerable, que generalmente está en los países más pobres", estimó Córdova.

El ministro recordó que las plantas productoras de vacunas "en general pertenecen a los países más desarrollados, donde hay convenios de prioridad para poder tener acceso a las vacunas".

"Ahora sabemos que hubo un embargo de las vacunas de parte de los países dueños de las plantas y quizás en algún momento habrá que establecer que las empresas destinen una parte de la producción para el resto de los países y que no todas se queden como prioridad para el país donde se producen", consideró.

Córdova admitió que "hay riesgos que debemos correr todos, pero también debemos requerir mecanismos para tener la garantía que no va a beneficiarse un cierto grupo de países".

Para prever ese tipo de situaciones, la resolución que se aprobará dentro de dos días reconoce que la comunidad internacional debe preparar "múltiples instrumentos interrelacionados", que incluyan acuerdos para fijar normas de trasmisión a la OMS de los virus de los países que sufren la irrupción de las pandemias.

La resolución estipula asimismo que se deberán fijar las reglas para la trasmisión de los virus "fuera de la OMS", es decir a las empresas farmacéuticas a las que se encarga la preparación de las vacunas, definiéndoles obligaciones.

Con posterioridad la OMS debe elaborar un plan de "suministro de vacunas", acompañado "de sistemas de financiación y mecanismos de solidaridad sostenibles", concluyó.

/doch