El Gobierno de México presentó su aportación bajó la modalidad de Amicus Curíae (Amigo de la Corte) a la demanda que busca declarar inconstitucional la ley antiinmigrante SB 1070 aprobada en Arizona, Estados Unidos.

La Secretaría de Relaciones Exteriores informó que la documentación, que tiene como objetivo informar al juez encargado del caso sobre la aportación de los migrantes a su país, se presentó ante la Corte Federal para el Distrito de Arizona.

El escrito Amigo de la Corte se sustenta en la causa Friendly House, et al versus Michael B. Whiting, et al , detalló la dependencia en un comunicado.

Como ‘Amigo de la Corte’, el gobierno de México apoya la demanda entablada por un grupo de organizaciones civiles (...)

A través del escrito, México podrá dotar de información al juez de la causa con el propósito de enriquecer su criterio .

La demanda fue presentada por diversas organizaciones como el Fondo México-Americano de Defensa Legal y Educativa (Mexican American Legal Defense and Educational Fund, MALDEF), el Centro Nacional de Derecho Migratorio (National Immigration Law Center, NILC) y la Unión Americana de Libertades Civiles (American Civil Liberties Union, ACLU).

La Cancillería abundó que el gobierno del presidente Felipe Calderón solicitó a la Corte federal que se declare la inconstitucionalidad de la Ley SB 1070 y se impida su entrada en vigor.

Resaltó además que es fundamental e imperativo que a los ciudadanos mexicanos se les reconozcan sus derechos humanos y civiles, cuando se encuentren presentes en Arizona o en cualquier otra entidad de Estados Unidos.

México tiene el deber de proteger a sus nacionales y asegurar que el origen étnico no sea utilizado como criterio para cometer actos discriminatorios , informa el escrito.

Tambien agregó:

México tiene el deber de proteger a sus nacionales y asegurar que el origen étnico no sea utilizado como criterio para cometer actos discriminatorios .