El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo que el gobierno federal considera un golpe de Estado lo sucedido en Bolivia, ya que el Ejército pidió la renuncia de Evo Morales. Indicó que México demanda el restablecimiento del orden en aquel país donde todavía se presentan actos violentos.

Durante la conferencia matutina en Palacio Nacional, acompañado del presidente Andrés Manuel López Obrador, Marcelo Ebrard refirió que México reitera el asilo político para Evo Morales, quien aún no ha respondido si acepta o no.

Informó que pedirá una reunión urgente de la Organización de Estados Americanos (OEA), porque hasta el momento no se ha pronunciado. El canciller mencionó que no se han presentado por ahora ataques contra la embajada de México en Bolivia.

 

Destacó que México sólo reconocerá al gobierno de Evo Morales, por ser el legalmente constituido, y no admitirá un gobierno militar.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no añadiría más a lo expuesto, porque el secretario Marcelo Ebrard ya expuso la postura oficial de México, la cual suscribe completamente.

“Mi reconocimiento al presidente Evo Morales, porque prefirió renunciar a exponer la vida de sus conciudadanos, eso es muy importante. Lo demás, con respeto a Bolivia, ya se expuso, con mucha claridad y precisión. (…) Sólo me resta decir que suscribo lo dicho por el secretario de Relaciones Exteriores, esa es la postura del gobierno de México”, puntualizó López Obrador.

[email protected]