Debido a que el huracán Paine incrementó su fuerza, se estableció una zona de vigilancia por vientos de tormenta tropical en la porción occidental de la península de Baja California, desde Punta Eugenia hasta Cabo San Quintín.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que lo anterior obedece al hecho de que a las 10 de la mañana de el huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson aumentó de intensidad.

El ciclón se ubicaba a esa hora a 445 kilómetros al suroeste de Cabo San Lázaro y a 575 kilómetros al oeste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, y se desplazaba al noroeste a 26 kilómetros por hora.

Paine aumentó la intensidad de sus vientos máximos sostenidos de 120 a 140 kilómetros por hora y sus rachas de 150 hasta 165 kilómetros por hora.

El pronóstico de los meteorólogos era que la circulación del huracán ocasionaría tormentas muy fuertes, de 50 a 75 milímetros, en regiones de Baja California Sur, y lluvias con intervalos de chubascos, de 5.1 a 25 milímetros, en Baja California.

Por lo anterior, reiteraron que la navegación marítima en las inmediaciones del sistema debía extremar precauciones por fuertes ráfagas de viento y marea de tormenta de 1 a 1.5 metros de sobreelevación del nivel del mar con alto oleaje. El Servicio Meteorológico y la Comisión Nacional del Agua exhortaron a la población a extremar precauciones y mantenerse atenta a los avisos de Protección Civil y de las autoridades.