El próximo 17 de septiembre a las 11 de la mañana el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Angel Mancera, presentará en la Asamblea Legislativa su cuarto Informe de Gobierno.

De acuerdo con Jorge Márquez, académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, el 2016 no fue especialmente trágico para Mancera, pero tampoco fue un gran año para su administración.

Y es que desde los resultados de las elecciones del 2015, en las que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) perdió presencia frente a Morena en la Ciudad de México, hasta las contingencias ambientales que se han padecido este año han puesto a Mancera en una posición no exenta a las críticas.

Con la publicación del Nuevo Reglamento de Tránsito, el jefe de Gobierno capitalino se enfrentó a cuestionamientos de los partidos políticos e incluso de académicos de la Máxima Casa de Estudios, quienes refirieron que la disminución de velocidades como la prohibición de la vuelta a la derecha genera una mayor emisión de contaminantes.

Durante este año la capital del país vivió una de las peores situaciones ambientales de las últimas décadas, derivada de las múltiples contingencias ambientales que orillaron a las autoridades a implementar como medida paliativa el doble hoy no circula, decisión que levantó críticas en la ciudadanía.

Sobre el Reglamento de Tránsito, Jorge Márquez consideró que a pesar de que la administración de Mancera podrá presumir la disminución de accidentes viales y de muertes derivadas de los mismos, la ciudadanía no está de acuerdo con la monstruosa cantidad de multas y lo que ha recaudado la Ciudad de México en torno a eso .

Precisó que el 2017 será un año difícil para el jefe de Gobierno, pues sin duda es un momento que, por la coyuntura económica, será muy difícil para el país; ha sufrido un recorte bastante duro la Ciudad de México .