Mientras la Fiscalía General de la República ya solicitó al juez su vinculación a proceso, el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, negó haber recibido recursos de la empresa Altos Hornos de México para la adquisición de una residencia en la Ciudad de México a cambio de gestionar que Pemex adquiriera la planta Agro Nitrogenados.

Al comparecer vía remota desde un hospital privado en el sur de la Ciudad de México, Emilio Lozoya dijo ante el juez José Artemio Zúñiga Mendoza, que accedió a su extradición desde España para aclarar su situación jurídica, y mencionó que en su momento, “demostraré que no soy responsable ni culpable de los delitos que se imputan”.

Afirmó que la residencia que se le imputa haber adquirido a través de pagos del dueño de Altos Hornos de México, Alonso Ancira, fue mencionada en su declaración patrimonial ante la Secretaría de la Función Pública “desde que comenzó mi gestión como director de Pemex”.

Emilio Lozoya dijo al juez dentro de la causa penal 211/2019, que como parte de esa investigación que le realiza la FGR, “fui sistemáticamente intimidado, presionado, instrumentalizado”.

Dijo que en su momento, “denunciaré y señalaré a los autores de estos hechos y vuelvo a reiterar mi compromiso de colaborar con las autoridades del Estado mexicano”.

Le notifican delitos

Durante la audiencia, representantes de la FGR notificaron a Lozoya que se le inició la carpeta de investigación, junto con su hermana y al empresario Alonso Ancira, por la adquisición de un bien inmueble a cambio de un favor.

Se le acusó de recibir entre junio y el 28 de noviembre del 2012 alrededor de 3 millones de dólares de la empresa Altos Hornos de México a una cuenta que es beneficiaria su hermana, Gilda Susana Lozoya, sin que se identificara el origen de la transferencia.

La representación de la FGR mencionó que Ancira, a través de su empresa, utilizando al sistema financiero mexicano, transfirió recursos (en diferentes días de noviembre de 2012), desde una sucursal en Monclova, Coahuila, a una cuenta de la empresa Tochos Holding Limited, de la que es beneficiaria Gilda Austin, en Ginebra, Suiza, por una cantidad de 500,0000 dólares americanos; posteriormente otros dos depósitos por 1 millón de dólares cada uno; más 100,000 dólares y el 28 de noviembre 800,000 dólares, dando un total de 3 millones de dólares.

Los agentes de la FGR mencionaron que 34 millones 234,000 pesos transferidos que sirvieron para la compra de una residencia ubicada en la calle Ladera 20 interior 11 en la colonia La Retana en Lomas de Bezares, alcaldía Miguel Hidalgo. Dijeron que la propiedad fue adquirida a María del Carmen Ampudia Cárdenas, pero Lozoya no la adquirió personalmente para ocultar el origen de los recursos.

La representación social de la Federación mencionó que en ese momento Lozoya ocupada el cargo de director general de Pemex donde tenía como funciones, entre otros, el portafolio de inversiones y sus subsidiarias, además de inspección y vigilancia general.

Por ello, un agente del Ministerio Público acusó a Lozoya de alentar una actividad ilícita, ya que sin verificar en julio de 2013, en sesión extraordinaria del Consejo de Administración de Pemex, fue autorizada la compra de la planta Agro Nitrogenados ubicada en Pajaritos, Coatzacoalcos, Veracruz.

Mencionó que Lozoya expuso ante el Consejo de Administración que la compra de esa planta era relevante no sólo por la producción de fertilizantes, sino de productos que Pemex podría tener a su disposición y que sería de gran importancia para la empresa productiva del Estado.

En estos momentos continúa la audiencia inicial en la que se prevé que el juez determinará si vincula o no a Lozoya a proceso.

[email protected]