El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador y su coordinador regional de campaña, Marcelo Ebrard, se encontraron hoy en un restaurante de Tepic, Nayarit, con el ex jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera. Sin embargo, no se saludaron entre ellos.  

—“No, tengo relación con ellos, y estaba ese restaurante lleno de gente que no me cae bien, yo no odio a nadie, pero ya algunos que de plano…”, dijo López Obrador.

¿Mancera lo traicionó? -le preguntaron los reporteros.

—“Yo creo que traicionó al pueblo de la Ciudad de México, y por eso me fui a desayunar a otra parte”.

¿Para evitarlo?

—“Si, si, para no verlos. Porque además, es la hora del desayuno, va uno a comer. ¡Imagínense! Cuando menos que tenga uno un panorama distinto, que pueda uno comer tranquilamente”, comentó.

López Obrador se hospedó en el Hotel Fiesta Inn de Tepic, donde también estaba hospedado Miguel Ángel Mancera, quien hoy sostuvo una reunión con candidatos de la coalición Por México al Frente, al Senado, entre ellos el diputado federal perredista con licencia Guadalupe Acosta Naranjo, quien también se encontraba en el hotel al momento de encontrarse con López Obrador y Ebrard.

Más tarde, luego de desayunar, López Obrador partió rumbo al municipio nayarita Santiago Ixcuintla. En su camino, el candidato presidencial fue abordado por un grupo de ejidatarios y campesinos, que le solicitaron apoyos para el campo y terminar con los intermediarios.

López Obrador bajó de su camioneta, y conversó unos momentos con los manifestantes, a quienes les reiteró su propuesta de dar subsidios y créditos a la palabra a los campesinos, además de apoyarlos con fertilizantes y terminar con los intermediarios o “coyotes”.

Luego, el abanderado presidencial de Morena, PT y PES tuvo un mitin en Santiago Ixcuintla, ante más de 3,000 personas congregadas.

Al término, López Obrador fue cuestionado acerca de que el sitio Pejeleaks.org, anunció que el próximo lunes dará a conocer información que supuestamente lo involucra con el crimen organizado.

—“Como dicen los jóvenes: ¡ya chole con eso. No les hagan caso!. Esa gente está muy desesperada, porque se va a acabar la robadera en el gobierno, vamos a acabar con el bandidaje oficial, y están muy nerviosos, pero no van a poder con nosotros.

“A mí me pueden llamar peje, pero no soy lagarto. Llevo muchos años luchando, me han investigado al derecho y al revés, soy el principal cliente de la oficina de espionaje de la oficina de Gobernación. Ahora que voy a triunfar, una de las primeras cosas que quiero hacer, eso que por curiosidad social, académica, como investigador que soy, quiero ir a ver mi expediente ahí en el Cisen”.

¿Y qué va a hacer con él? -se le preguntó.

—“Le voy a sacar una copia porque es un documento histórico; llevan como 40 años investigándonos. Ahora que empezó la campaña, porque ahí hay gente que simpatiza con nosotros, tenemos ahí a un garganta profunda que nos informa. Me mando un tomo de 1,000 cuartillas de investigación, ahí lo tengo, y ese documento es muy parecido a todo esto que están utilizando la guerra sucia; es un como un documento base de consulta, y a partir de ahí están haciendo videos, folletos, y está haciendo toda la campaña negra, pero no les funciona nada”, dijo.

Cuestionado acerca de que el candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade, llamó a frenarlo electoralmente porque sus propuestas, como cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México, son muy riesgosas, López Obrador sólo dijo: “¡Uy cómo estoy temblado. Qué miedo!.

Finalmente, cuestionado acerca de que el director de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo que es necesario regular las redes sociales, López Obrador dijo que eso significaría censura.

—“No debe de regularse. Lo que deben de hacer los dueños de Facebook, de Twitter, de estos mecanismos de estas plataformas, es cuidar que no se utilice esa red para fraudes electorales como ha sucedido. En el caso de México, utilizan estas redes para la guerra sucia, acuérdense que yo fui el primero que denuncie lo de Cambridge Analytica, lo di a conocer en mi face, en mi Twitter, luego ya se supo que estaban trabajando en Estados Unidos, en el Reino Unido, aquí en México, en todos lados, y que usaban datos de Face para guerra sucia y el frade electoral, pero que no haya regulación porque  si no, va a haber censura”, concluyó.

[email protected]