De gira proselitista por Baja California, el candidato presidencial de la coalición “Juntos Haremos Historia”, Andrés Manuel López Obrador, prometió frenar los cierres de plantas de la Comisión Federal de Electricidad para producir energía y así bajar el precio de luz durante su sexenio, en caso de ganar los comicios del 1 de julio.

En Mexicali, Baja California, se planteó generar la luz que se consume en el país, y no depender de las empresas particulares que suministran a CFE.

“Vamos a fortalecer las plantas de generación de energía de la Comisión Federal de electricidad. Ya no se van a cerrar; vamos a producir nosotros energía eléctrica, con lo que bajaremos el precio de la energía eléctrica”, expuso.

Luego, entrevista dijo que seguiría habiendo inversión privada en la generación de electricidad, pero se dejaría de privilegiar la contratación de particulares.

“Vamos a dejar de cerrar las plantas de la Comisión Federal de Electricidad como lo han venido haciendo para darle preferencias a las empresas extranjeras que le venden energía eléctrica a la CFE. La venden muy cara, porque reciben hasta subsidio las empresas extranjeras”, comentó.

El político tabasqueño dijo que otro de sus compromisos es homologar el precio de la luz en la frontera con Estados Unidos.

“El compromiso es de que no haya aumento de la energía eléctrica, y que se homologuen los precios, lo que cueste la energía eléctrica del otro lado de la frontera, es lo que va a costar aquí a los mexicanos. Vamos a que se siga produciendo, y que no se siga dando concesiones a empresas extranjeras”, afirmó.

En el auditorio del estado, se comprometió nuevamente a bajar en la frontera el IVA a 8% y el ISR a 20%, así como homologar el precio de la luz, gas y gasolinas con Estados Unidos y aumentar al doble el salario mínimo.

“Así como lo plantee; van a bajar los impuestos en la frontera; va a bajar el IVA al 8; va a bajar el Impuesto Sobre la Renta al 20; se van a homologar los precios de los combustibles, y de la energía eléctrica, lo mismo que se cobre en California (Estados Unidos) y van a aumentar el salario mínimo en la frontera al doble”, comentó.

En aquella ciudad fronteriza, Obrador dijo que construirá “cortinas” o polos de desarrollo de sur a norte, para frenar la migración a Estados Unidos.

Se trata, abundó, de que “el mexicano puedo trabajar y ser feliz donde nació; el que se quiera ir, que se vaya por gusto, no por necesidad”.

López Obrador expuso que esas “cortinas” iniciarán en Quintana Roo con la construcción de un tren Cancún-Tulum-Bacalar-Calakmul-Palenque con lo que se tendrá un mayor auge del sector en Yucatán Campeche, Tabasco y Chiapas.

Expuso que otra de sus propuestas es comunicar a los países de Asia con la costa este de Estados Unidos, creando un pasaje comercial como el canal de Panamá.

Destacó que se rehabilitarán los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos, se construirá una vía para ferrocarril para carga de contenedores en la franja más angosta del país de 300 kilómetros, en donde se impulsará un corredor industrial con empleos permanentes y estímulos fiscales.

Mientras tanto en Oaxaca, dijo, se colocará otra “cortina”,  con la construcción de caminos en 300 de los 570 municipios del estado, para lo cual no se usará asfalto ni maquinaria, solo revolvedora. “Será un uso intensivo de mano de obra, se pagará bien para que la gente tenga trabajo”, afirmó.

jmonroy@eleconomista.com.mx