El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que con el propósito de ayudar a evitar la saturación del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), hablará con directivos de las aerolíneas para que trasladen algunas de sus operaciones a la terminal aérea de Toluca, Estado de México. Dijo que también les pedirá a las compañías aéreas que bajen el precio de los boletos.

En conferencia de prensa en Quintana Roo, donde este jueves realizó una gira de trabajo, López Obrador dijo que, independientemente de lo que se decida mediante la consulta de finales de este mes, entre continuar con el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, o bien construir dos pistas en Santa Lucia, es necesario tomar medidas para evitar la saturación del actual aeródromo de la Ciudad de México.

López Obrador refirió que el miércoles, en su reunión con el gobernador del estado de México, Alfredo del Mazo, le informó que el aeropuerto de Toluca atiende a 600,000 pasajeros, pero tiene capacidad para 8 millones de personas.

“Independientemente de lo que resulte de la consulta, ya tenemos que resolver el problema de la saturación del actual aeropuerto. Ayer me dio una muy buena noticia, el gobernador del estado de México, algo que seguramente no se sabe. Resulta que el aeropuerto de Toluca, que está muy cerca de la Ciudad de México, tiene actualmente 600,00 usuarios ¿Por qué se redujo el número de usuarios? No quiero especular por qué sucedió eso. Me comentó el gobernador ayer que tiene capacidad ese aeropuerto para 8 millones de usuarios, y se está dando servicio a 600,000 pasajeros.

“Ahí hay un potencial para resolver lo de la saturación del actual aeropuerto. Independientemente de lo que resulte de la consulta, vamos a hablar con las líneas aéreas para proponerles que se utilice el aeropuerto de Toluca, y que toda la ampliación de vuelos, ya sólo se pueda realizar si se va a utilizar el aeropuerto de Toluca, ya no seguir autorizando más vuelos en el actual aeropuerto de la Ciudad de México. Yo estoy seguro que las líneas aéreas van a aceptar, porque están ayudando. Ayer vine en una línea aérea que da buen servicio, a muy bajo precio. Viva Aerobús, y lo mismo Interjet, y otras entonces, por qué no se resuelve de esta manera, que además bajen el precio del boleto, con estas mismas líneas que están dando un buen servicio”, comentó.

Vuelo en línea comercial y no me pasó nada, dice

En la conferencia de prensa, López Obrador destacó que este jueves viajó, como cotidianamente lo hace, en un vuelo comercial. Y aunque recordó que tuvo que esperar 25 minutos dentro del avión, a su llegada a Quintana Roo, debido a una fuerte lluvia, dijo que no está dispuesto a viajar en vuelos privados.

“Yo viajé hoy, llegamos a tiempo, no podíamos bajar porque estaba muy fuerte el aguacero, llovió mucho en la mañana, pero ya ven como es Cancún, así es el Caribe, llueve muy fuerte, luego sale el sol”, comentó.

Luego en un mitin, el Presidente electo dijo: “no me pasa nada, llegó al mismo tiempo, cumplimos con todo nuestro programa”. Y reiteró: “no voy a andar rodeado de guardaespaldas”.

[email protected]