El secretario general de la Sección 22 del SNTE, Azael Santiago Chepi, dijo que el magisterio será garante de la voluntad popular en los comicios del 4 de julio y llamará a la insurrección civil pacífica y organizada en caso de fraude electoral.

Precisó que esta determinación derivó de la última Asamblea Estatal de la Sección 22, realizada ayer en la capital oaxaqueña, en la que se acordó el paro masivo indefinido de labores a partir de este sábado, por considerar mínimas e insuficientes las respuestas dadas por los gobiernos estatal y federal a su pliego de demandas.

En conferencia de prensa, Santiago Chepi dio a conocer el plan de acción acordado por la gremial para los próximos días, entre los que destaca la 'limpieza electoral' que realizarán en todo el estado como la el retiro de espectaculares y blanqueado de bardas.

En la próxima jornada electoral, precisó, 'vamos a combatir el chantaje, la mapachería electoral, el sometimiento, la intimidación, y el engaño que se hace a nuestras comunidades, así como el despilfarro que se hace de los recursos económicos'.

La Sección 22, dijo, será garante de que 'verdaderamente se ejerza la voluntad del pueblo, siendo observadores de las casillas'.

Por este motivo, subrayó que 'en caso de que exista un fraude electoral, el movimiento llamará a la sociedad para que de manera organizada repudiemos esta situación, estaremos levantando la voz, esto significa una insurgencia, manifestarnos en contra'.

Precisó que las acciones que se realizarán antes, durante y después de la jornada electoral se determinarán por sectores y por región.

El líder sindical deslindó al movimiento magisterial con cualquier partido político y del llamado que el diputado federal panista, Javier Corral, hiciera esta semana a la gremial para cuidar las casillas el día de la elección, ya que estas acciones son una determinación de las bases.

Como parte de las tareas de esta nueva 'jornada de lucha' preelectoral, Santiago Chepi adelantó que las movilizaciones se realizarán por sector y por región, donde habrá bloqueos carreteros en tanto que en la capital del estado se paralizarán obras y se bloquearán dependencias, así como empresas trasnacionales.

Aseguró que el ciclo escolar, el cual concluye el próximo 9 de julio, está garantizado, toda vez que los profesores oaxaqueños han adelantado horas clase, además cumplirán con la entrega de la documentación del cierre del ciclo en tiempo y forma.

Sin embargo, acotó que durante el periodo de vacaciones seguirán atentos ante cualquier posible acto de represión por parte del gobierno del estado.