Juan Francisco Picos Barrueta, el Quillo, quien se encontraba ya detenido y en prisión por otros delitos, fue notificado por la Procuraduría General de la República (PGR) de una nueva orden de aprehensión en su contra por su probable participación en el asesinato del periodista Javier Valdez Cárdenas, ejecutado el 15 de mayo del 2017 en calles de Culiacán, Sinaloa, cuando se disponía a llegar a su centro de trabajo.

La Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle) informó que con apoyo de la Policía Federal cumplimentó una orden de aprehensión en contra del Quillo, por su probable participación en el homicidio del director del diario Ríodoce y corresponsal de La Jornada, Valdez Cárdenas, ocurrido en la capital sinaloense.

La PGR precisó que debido a que el probable responsable se encontraba privado de su libertad en una prisión del estado de Baja California y sujeto a diversos procesos penales por su probable participación en el delito de posesión de arma de uso exclusivo de las fuerzas armadas agravado y al contar elementos de su presunta responsabilidad se le notificó la acción penal en su contra.

El Agente del Ministerio Público adscrito a la Feadle reportó que, ante esto, el juez de control federal competente del estado de Sinaloa dijo que para tales fines y efectos que se fije fecha para la audiencia inicial, se le formulará la nueva imputación.

Cabe señalar que en abril pasado fue capturado Heriberto Picos Barraza, el Koala, relacionado con los mismos hechos.

Urgen agenda de protección

En el marco del Día de la Libertad de Expresión en México, la organización internacional Artículo 19 urgió a los candidatos presidenciales a asumir y comprometerse a atender una agenda mínima de protección a periodistas y de combate a la impunidad que existe en relación con los asesinatos de comunicadores, en la búsqueda de frenar la violencia contra la prensa.

“No hemos visto en ninguno de los candidatos una propuesta clara y específica sobre qué van a hacer para atajar los asesinatos contra la prensa y garantizar de manera efectiva e integral la libertad de expresión”, afirmó Ana Cristina Ruelas, directora de Artículo 19 México y Centroamérica.

A través de redes sociales se pretende que la sociedad exija a los candidatos a la Presidencia de la República precisar qué proponen hacer, pero sobre todo reconocer que el problema de los asesinatos de periodistas existe, que es una realidad en el país.

En conferencia de prensa acompañada de Manuel Camacho, presidente y socio fundador del colectivo La Doblevida, grupo de creación conformado por artistas, escritores, diseñadores, fotógrafos y productores, se presentó el proyecto Palabras a prueba de balas, el cual busca ayudar a dar visibilidad al problema, materializado en un chaleco antibalas confeccionado con recortes de periódicos de notas sobre asesinatos de periodistas y otros materiales, forrado en blanco, que fue probado y resistió el impacto de balas calibre 9 milímetros y .45.

Al centro, en rojo y a manera de ruleta, el chaleco lleva escritos los nombres de los 116 periodistas asesinados en México del año 2000 a la fecha.

Ruelas informó también que de las más de 200 agresiones a periodistas documentadas por Artículo 19 en lo que va del año, en el contexto electoral se han registrado más de 60 derivadas de la cobertura informativa de los comicios en curso, especialmente amenazas e intimidaciones.

Además, dio otro dato: 48% de las 1,986 agresiones documentadas en los primeros cinco años de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto corrieron a cargo de agentes del Estado: municipales, estatales y federales.