Elba Esther Gordillo cumplirá 23 años como líder de los maestros de México cuando termine su nuevo mandato, al 2018, mientras que Carlos Romero Deschamps sumará 25 años dirigiendo a los trabajadores petroleros en seis años, cuando concluya el periodo para el que fue reelegido.

Gordillo, líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), y Romero Deschamps, secretario General del Comité Ejecutivo del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), lograron su reelección al frente de sus sindicatos el 20 de octubre pasado.

Su reelección se dio en medio de la discusión de la reforma laboral, donde temas como democracia sindical y transparencia son la manzana de la discordia entre senadores del PAN y PRD, que pugnan por su reinserción en la minuta, y los senadores del PRI, quienes han votado en contra en ambos temas.

La revista Foreign Policy publicó en el 2010 un artículo titulado Lo peor de lo peor , donde hace alusión a los más temidos dictadores del mundo y enfatizó la permanencia de los mandatarios en el poder.

OPINIÓN: Dictadores sindicales, por Rubén Martín

En México, algunos líderes sindicales pueden presumir la longevidad que han creado en sus cargos, igualando o incluso superando a dictadores como Hosni Mubarak de Egipto o Muamar Gadafi de Libia, ambos derrocados en el 2011, tras 30 y 42 años en el poder, respectivamente.

La siguiente es una comparación de los líderes mexicanos sólo en permanencia como líderes de alguna dependencia, equiparados con dictadores de talla mundial:

Con información de Lidia Arista y foreignpolicy.com