Los delincuentes forman un gran porcentaje de la gente en las "autodefensas", un movimiento surgido hace casi tres años para desafiar a un cártel local del narcotráfico en México, afirmó el martes el procurador del estado occidental de Michoacán, José Martín Godoy.

Las declaraciones de Godoy constituyen el reconocimiento más franco hasta la fecha de que las fuerzas que surgieron en 2013 para combatir al cártel de los Caballeros Templarios incluyen a un amplio número de ex narcotraficantes, muchos de ellos conocidos como los "perdonados" después que se disculparon por sus delitos.

NOTICIA: Exigen aprobar ley de amnistía para autodefensas

Godoy dijo a la prensa local que la mitad de los líderes son gente honrada, pero la otra mitad está formada por narcotraficantes u otro tipo de delincuentes.

"Este tema de los grupos de autodefensa, la mitad de ellos se levantaron para generar condiciones de paz y tranquilidad, y detener a los integrantes de los grupos criminales, pero la otra mitad, y toda la sociedad ya lo sabe, eran los famosos perdonados que andaban con los grupos criminales y de repente en una plaza, en una población, se hincaban y pedían perdón", afirmó Godoy.

"Hay muchísima gente que fueron acogidos por estos grupos, y que al final del día se dedican a este tema de actividades delincuenciales, de laboratorios, de trasiego de drogas", agregó.

NOTICIA: México, sacudido tras asesinato de autodefensa

Hipólito Mora, uno de los fundadores de las autodefensas que ha combatido a otros grupos con esa misma denominación a los que considera corruptos, dijo el martes que desde hace mucho tiempo se veían señales de huevos podridos en el movimiento.

"Sinceramente, me gustó lo que me dijo el procurador Martín Godoy... porque al fin reconoció lo que yo he dicho siempre", afirmó Mora. "Que los autodefensas se infiltraron y precisamente a esa gente es a lo que se refiere él... A los infiltrados que se hicieron pasar por líderes de autodefensas... lo único que eran y siguen siendo es delincuentes".

Godoy hizo su declaración en respuesta al descubrimiento del lunes de los cadáveres acribillados de cuatro hombres a orillas de un camino en Michoacán.

NOTICIA Autodefensas difunden su lista de más buscados

Uno de los muertos fue identificado como Carlos Rosales Mendoza, de 53 años, alias "El tísico". Rosales Mendoza fue uno de los fundadores y líderes del cártel de La Familia Michoacana y luego del de los Caballeros Templarios, que surgió a partir de los remanentes de La Familia.

Esos cárteles sistemáticamente extorsionaban a los habitantes de Michoacán y mataban y secuestraban a la gente hasta que surgió el movimiento de autodefensas para enfrentarlos.

Godoy dijo que Rosales Mendoza se había estado reuniendo antes con líderes de las autodefensas, incluido posiblemente a la hora de su asesinato.

NOTICIA Los Templarios se reagrupan bajo órdenes de El Gallito

"Todo parece indicar que en las últimas fechas, él empezó a tener contacto con algunos líderes de grupos de autodefensas, y se empezó a generar algunas reuniones", afirmó. "Lo que ocurrió en lo que llevamos hasta el momento es que él asistió a una reunión en una región de Uspero... una comunidad que se llama La Cofradía".

"Y después de llevarse a cabo la reunión, todo parece indicar que las cosas salieron mal y allí le privaron de la vida", señaló.