Integrantes del denominado Comité de Víctimas de Nochixtlán, Oaxaca, fueron escuchados por diputados federales que investigan el enfrentamiento del 18 de junio entre integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y policías federales que dejó ocho personas fallecidas.

Ante la Comisión Especial de la Cámara de Diputados acudieron quienes se dijeron víctimas de los elementos federales, quienes en aquella fecha buscaban desalojar el plantón que mantenían integrantes y simpatizantes de la CNTE en la principal carretera de Oaxaca.

Acompañados incluso por algunos menores de edad, los integrantes del autodenominado Comité de Víctimas desestimaron el informe que presentó el Senado el pasado 31 de agosto; insistieron en que hubo ejecuciones extrajudiciales, y denunciaron no haber recibido atención médica de calidad para los heridos por ese hecho.

Santiago Ambrosio, integrante del Comité, dijo que durante el desalojo de la Policía Federal a la carretera la población no atacó, sólo se defendió .

El habitante de Nochixtlán Didoro Medina afirmó ser uno de los heridos que no recibió atención médica de calidad, mientras que Maurilio Santiago pidió a los diputados promover acciones para que no se repita un caso similar nunca más , aseveró.

Los tres expositores ante los diputados dijeron que fueron víctimas del excesivo uso de la fuerza por parte de los elementos de la Policía Federal.

Cabe destacar que para facilitar la asistencia de los habitantes de Nochixtlán a este encuentro con los diputados, la Junta de Coordinación Política del recinto de San Lázaro aprobó una cantidad de 50,000 pesos para gastos de transporte de los mismos.

jmonroy@eleconomista.com.mx