El alcalde de Cocula, Guerrero, César Miguel Peñaloza Santana, quedó en libertad luego de que el juez primero de distrito de Procesos Penales Federales, con sede en Matamoros, Tamaulipas, Guillermo Baltazar y Jiménez, no concedió a la Procuraduría General de la República (PGR) una orden de aprehensión en su contra.

El alcalde de Cocula fue detenido el viernes 19 de diciembre por elementos de la PGR y llevado a declarar a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) para que presentara una segunda declaración en la investigación por la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, ocurrida en Iguala el pasado 26 de septiembre.

Desde entonces declaraba en las instalaciones de la SEIDO, y aunque la PGR presentó al juez las pruebas que lo relacionaban con protección al grupo delictivo Guerreros Unidos, quienes cometieron el secuestro y desaparición de los 43 normalistas, finalmente César Miguel Peñaloza fue liberado el sábado pasado luego de que el ministerio Público Federal no obtuvo la orden de aprehensión.

No es la primera participación que el juez Guillermo Baltazar Jiménez tiene en este caso; es el mismo que se negó a girar orden de aprehensión solicitada por la PGR en contra de María de los Ángeles Pineda, esposa del ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y por lo cual la Procuraduría se limitó a ordenar el arraigo domiciliario por 40 días contra la esposa de Abarca, quien actualmente lo cumple.

Baltazar también es el mismo juez que le concedió este año una suspensión temporal a la orden de aprehensión en contra del ex gobernador de Aguascalientes, Luis Armadno Reynoso Femat -acusado de peculado-, a quien le fijó una fianza de 9 millones de pesos para impedir que fuera detenido.

En ese marco, previamente a quedar en libertad el sábado pasado, el alcalde de Cocula, César Miguel Peñaloza, estuvo recluido más de 48 horas en el penal de máxima seguridad de Tepic, Nayarit, y luego regresado a la SEIDO, de donde finalmente salió el sábado pasado.

El viernes pasado, familiares y vecinos de César Miguel Peñaloza marcharon desde el arco de entrada de la cabecera municipal hasta la capilla de Santiago Apóstol para exigir la liberación del alcalde, quien al quedar en libertad se comunicó con esposa, Lizbeth Alarcón Rodríguez, a quien le dijo que ya había sido liberado, que resolvería trámites con el abogado y posteriormente regresaría a Cocula.

[email protected]