El poeta Javier Sicilia, quien logró reunir a comienzos de mayo una masiva marcha contra la violencia y la estrategia antidroga del gobierno de México, llamó el jueves a extender ese movimiento a Estados Unidos, en una conferencia de prensa con líderes de ONGs de ese país. Sicilia invitó a los estadounidenses y a los mexicanos residentes que han tenido que huir horrorizados por la violencia a que también hagan una caravana y se encuentren el 10 de junio en Ciudad Juárez, en esta frontera de dolor .

Ese día está previsto que en esa ciudad vecina de El Paso (Texas), la más afectada por los crímenes en México, se firme un Pacto Ciudadano por un México en Paz con Justicia y Dignidad promovido por Sicilia y varias organizaciones mexicanas.

Esta lucha es una lucha sin fronteras , afirmó en la conferencia Renny Cushing , de la organización Familiares de Víctimas de Asesinatos por los Derechos Humanos. Anunció que varios grupos ya iniciaron contactos para sumarse a los reclamos de que Washington también modifique su política antidroga.

El movimiento de Sicilia tiene previsto llegar a Ciudad Juárez en una caravana en autos que partirá el 4 de junio desde Cuernavaca (centro) y recorrerá casi 2,000 km en seis días.

En Estados Unidos se lava el dinero, se proveen las armas y el mercado para las drogas , añadió Charlie Goff, de la organización Pastores por la Paz, que acompañó a Sicilia ante la prensa.

El poeta mexicano inició el movimiento tras el asesinato de su hijo y otras seis personas en marzo en las afueras de Cuernavaca. El pasado 8 de mayo logró convocar a unas 85,000 personas en el Zócalo (plaza central) de la ciudad de México.

Sicilia pidió a los ciudadanos estadounidenses que demanden a su gobierno cambiar la política con respecto al narcotráfico en su país .

DETIENEN A DIRECTOR DE POLICIA

El Ejército anunció este jueves que detuvo al Jefe de la Policía de Cuernavaca, Morelos, acusado de dar protección al Cártel del Pacífico Sur, organización relacionada con el asesinato del hijo del poeta Javier Sicilia.

El comandante policial Juan Bosco Castañeda fue detenido en su despacho horas después de la captura de un jefe de plaza del Cártel del Pacífico Sur, Víctor Manuel Valdez, apodado El Gordo Barbilla, indicó una fuente militar.

De acuerdo con esa fuente, Valdez entregó información según la cual Castañeda les alertaba de retenes y operaciones federales, entre otros compromisos, a cambio de 15,000 pesos mensuales (unos 1,200 dólares).

Castañeda ya había sido detenido en enero de manera provisional, en el marco de una investigación por su presunta relación con los secuestradores del empresario suizo Olivier Tschumi, de 49 años, ocurrido el 19 de diciembre del 2010.

Las autoridades de Cuernavaca han relacionado al Cártel del Pacífico Sur con el asesinato de siete personas en marzo, entre ellas el hijo de Sicilia. Ese crimen ha generado dos masivas manifestaciones contra la violencia y la estrategia de combate al narcotráfico del presidente mexicano Felipe Calderón.