El ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Javier Laynez Potisek, negó haber sido detenido en un retén en Torreón, Coahuila, por superar los límites de alcohol permitido, y dijo desconocer las causas por las cuales fue retenido por elementos de la policía municipal.

Al difundirse este lunes una fotografía de él, supuestamente después de ser detenido mientras conducía bajo alcoholemia, el Ministro negó esa situación.

“Nunca acepté ni aceptaré que iba en estado de ebriedad. Simplemente nunca tuve oportunidad de probarlo”, sostuvo.

Mediante un comunicado, afirmó que su detención por parte de elementos de la la Policía Municipal de Torreón no fue en un retén o protocolo de alcoholímetro, pues al día siguiente un agente policiaco reportó que fue por realizar en su vehículo un cambio intempestivo de carril, lo cual no sucedió.

“A pesar de mi respetuosa y reiterada petición, a lo largo de todo este evento, nunca pude ver ni hablar con un médico, con una autoridad, con un juez, con un ministerio público ni mucho menos con un representante de derechos humanos”, dijo.

El ministro Laynez admitió que sus familiares realizaron un pago de 6,500 pesos a los agentes policiacos, cantidad que le fue requerida sin extenderle ningún recibo oficial.

“Quiero dejar claro, que estoy totalmente de acuerdo con la lucha y los operativos anti-alcohol. Nadie tiene derecho a manejar en estado de ebriedad y esta conducta debe ser sancionada con severidad. Sin embargo, estos operativos deben de sujetarse a estrictos estándares que eviten la corrupción y respeten los derechos humanos de la ciudadanía”, expresó.

Finalmente, el Ministro dijo que pese haber sido publicada una fotografía suya, en “flagrante violación” a la protección que datos personales, no presentará ninguna denuncia. “No tengo absolutamente nada que ocultar ni de que avergonzarme”, sostuvo.